Jennifer López: La eterna reina del sonido latino

 

 

 

JLo cumplirá el próximo martes 49 años disfrutando de un presente en el que, al éxito profesional, le acompaña el haber encontrado el amor junto a su actual pareja, Alex Rodríguez

 

por Ricardo Castillejo

Imparable. Así sigue Jennifer López a su casi medio siglo de vida. Y es que la cantante parece haber encontrado la fórmula para reinventarse continuamente haciendo que todo lo que toque se convierta en oro, tal y como demuestran sus últimas apuestas musicales. “El anillo”, por ejemplo, se ha convertido en la canción de este verano, alcanzando los casi 145 millones de visitas en Youtube a un videoclip donde comparte metraje con Miguel Ángel Silvestre y en el que aparece caracterizada como la incuestionable “reina” que del sonido latino es. De hecho, acaba de realizar una versión de ese título con el puertorriqueño Ozuna, uno de los nombres de más éxito y proyección de la actualidad y otro dueto más dentro de la trayectoria de esta mujer que, recientemente, ha sido nominada a dos Premios MTV por “Dinero” en el que demuestra, con la participación de Khaled y Cardi B, su interés por los ritmos urbanos. Cocinando en lencería en un jardín -y quemando billetes en una barbacoa-, “la Diva del Bronx” se erguía como protagonista absoluta de un rodaje que va camino de los 52 millones de visitas en Youtube y sobre el que, al conocerse su acogida en los mencionados MTV, escribía en su Instagram lo siguiente: «Estoy muy emocionada. Para anunciar que ‘Dinero’ ha sido nominado para dos Premios MTV Music Video. ¡Gracias a @iamcardib y @djkhaled, ustedes son los MEJORES! Gracias a @MTV y lo más importante, gracias a todos los fanáticos. Los amo». Junto a ella, Luis Fonsi y Demi Lovato también han sido nominados por ‘Échame la culpa’, Daddy Yankee, por ‘Dura’, Maluma, por ‘Felices los 4’, Shakira por ‘Chantaje’, además de J Balvin y Willy William por ‘Mi gente’.

Por cierto que, hablando de sus redes, JLO es bastante activa en ellas, sembrando la polémica hace pocos días al compartir en su cuenta oficial unas imágenes al salir de un restaurante durante una cita romántica con su pareja, Alex Rodríguez, uno de los jugadores de béisbol más laureados en la historia ese deporte. Y es que, si nuestra protagonista suele ser sexy en general, en este caso ha cruzado el límite, usando un vestido rojo que, de corto, llegó a mostrar parte de su intimidad. Un hecho del que no se percató hasta que empezaron a llegar comentarios de sus seguidores que le alertaron de la “metedura de pata” y ante los que decidió borrar dichas fotos (aunque ya se habían capturado y se han extendido como la pólvora).

No pasa nada. Cuando el amor te sonríe casi todo te da igual y, a pesar de su currículum sentimental, Jenni disfruta en la actualidad de las mieles de Cupido, dejando atrás relaciones como la del bailarín Casper Smart, dos décadas menor que una ex novia al lado de la que estuvo, con sus correspondientes altibajos y rupturas, cinco años. Sin embargo, la primera pasión de la “estrella” fue David Cruz, siendo ella una quinceañera y convirtiéndose aquella unión en el detonante para que dejara su barrio, se fuera a Los Ángeles y comenzara como bailarina en el programa de televisión “In Living Color”. Una década duró aquello para, un tiempo después, llegar Ojani Noa, camarero cubano con el que se formalizó un matrimonio, en febrero de 1997, que no llegó ni a los doce meses (y que a López le supuso, además, millones de dólares para callar la boca de quien la amenazaba con desvelar intimidades y “secretos de dormitorio” que nunca quiso que vieran la luz).

Jennifer López con su actual pareja, Alex Rodríguez

Puff Daddy -alguien popular que la hizo sentir “una princesa”-, sería el sucesor del cubano pero tampoco aquello terminó bien, costándole a su compañera sentimental una noche en prisión, en calidad de testigo, tras un enfrentamiento del cantante en un club nocturno que ella nunca llegaría a perdonar. Turno para Cris Judd (ocho meses) y, sobre todo, Ben Affleck, al que conoció en el rodaje de “Gigli” y que, a pesar de conquistarla con una carta en “Variety”, la dejó plantada dos días antes de su proyectado enlace (algo que dolió tanto a la intérprete que le llevó, como venganza, a quemar su vestido nupcial). Mientras, paciente había esperado su oportunidad Marc Anthony, prendado de Jennifer desde siempre y a la que propuso pasar por el altar tres días después de firmar su divorcio con la Miss Universo, Dayanara Torres. Un proyecto vital conjunto que los unió también en numerosos proyectos profesionales y del que nacieron sus dos hijos gemelos, Max y Enma, sin duda los dos mayores orgullos de unos padres los cuales, más allá de todo lo sucedido, se siguen queriendo hasta tal punto que varias son las ocasiones en las que han destapado rumores de reconciliación.

La cantante con Marc Anthony.

Nada más lejos de la realidad pues, de momento, los intereses de la que también es empresaria (tiene firmas de ropa, cosmética y perfumería), actriz (no son pocos los títulos para la gran pantalla que ha rodado), jurado de programas de televisión, y hasta influencer como icono de moda (ya que cada uno de sus estilismos es comentado, seguido, imitado y admirado y criticado, como corresponde a cualquier personaje de esta trascendencia), van en otra dirección.

Una popularidad inconmensurable que rompe cualquier barrera del tiempo y que, a juzgar por las pruebas, da la sensación que permanecerá por siempre. Forever, JLo… ¡We love you!

 

al

(Visited 206 times, 1 visits today)

Leave a Reply