Jana Gómez, protagonista de “Anastasia”: “Si realmente alguien es mi amor, no dejaría que renunciara a mi éxito”

“Anastasia”, el musical original de Broadway donde se cuenta la leyenda de la princesa rusa que hubiera sobrevivido a la matanza de los Románov, está arrasando en Madrid desde octubre.

Ricardo Castillejo

Jana Gómez, con 22 años, es la protagonista indiscutible del musical “Anastasia”, que estará en Madrid hasta mediados de julio. En esta temporada, la actriz se ha acostumbrado a tener que dormir casi 10 horas para estar lista al día siguiente, a intentar no hablar nada hasta después de comer y a acudir al Teatro Coliseum a las seis de la tarde para salir a las 12 de la noche. Un trabajo duro y una gran responsabilidad que lleva con gusto, pues sus padres, que también se dedican al teatro musical, le han transmitido esta ilusión desde pequeña.

-Es mucho lo que recae sobre ti en el espectáculo, ¿cómo lo llevas?

-Todo tiene sus pros y sus contras. Es muy gratificante, en todos los sentidos, ver cómo se recibe y que se agradece mi labor, aunque nada de lo que hago sería posible sin el equipo que hay detrás, empezando por los técnicos y acabando por los compañeros del escenario. Nunca había tenido tanto peso en un musical y lo noto en mi rutina diaria, porque tengo que vivir bastante para el trabajo.

-Hay obras en las que puedes ser protagonista, pero no de forma tan determinante como aquí, donde hasta el nombre es el de tu personaje…

-Tengo que ser muy consciente de lo que hago, no puedo permitirme ponerme enferma y estar constantemente cuidándome para poder seguir. Cuando leí el texto por primera vez y vi que estaba en 11 de las 14 escenas del primer acto, dije: “Vale, muy bien” (risas).

-Y además en una edad súper temprana…

-Sí, he tenido la suerte de que mis padres también se dedican a esto, me he estado formando desde muy pequeña y, en cuanto he terminado los estudios oficiales, he podido estar encima de un escenario. Ojalá esa suerte continúe…

-Para ti, ¿lo máximo dentro de tu profesión es el musical?

-Es un error considerar a un actor de musical solo como eso. Todos nos formamos en las mismas escuelas de interpretación y no hay que catalogarse ahí. El cine, la televisión, la música… Todo va incluido en nosotros. Por ahora, mi mayor sueño es seguir en musicales, pero, para cualquier proyecto que se me pueda presentar, estaría encantada.

-¿Te verías como una continuadora de lo que ha sido Paloma San Basilio?

-No sé qué decirte porque ella es muy grande y, además, viene de una época de musicales que era bastante distinta a ésta… Hoy en día en España no existen esas estrellas. Hay personas nuevas con distintas cualidades, obras muy distintas a las de antes…

– “Anastasia” es un montaje complicado y entiendo que habrás vivido algún apuro…

-Cuando tengo una función y no estoy al 100%,, ya sea por un resfriado, tos o mocos, supone un reto muy grande porque no tengo tiempo ni de beber agua entre escena y escena… Es algo que no puedes controlar y debes intentar que no trascienda. Los primeros días, en el cambio de vestuario rápido, como no estaba acostumbrada, no me colocaba bien la peluca, no me daba lugar a pintarme los labios de otro color o algún zapato no me lo ponía bien… Pero claro, tienes que salir y hacer ver que estás súper cómoda, preciosa y que no pasa nada. Luego hay fallos, como uno que ha pasado recientemente, en el que Dimitri y yo estábamos sentados en una cama, me acerqué a él y oímos como una madera se rompía… Nadie se da cuenta, pero te entra la risa (risas).

-Entiendo que habrás leído sobre la historia del argumento, ¿te la crees o es una fantasía?

-Me he informado mucho sobre Anna Anderson, la impostora que se hizo pasar por Anastasia e incluso puedo llegar a creerme que no estuviera muy bien y llegara a pensar que era otra. No le echo la culpa porque tengo entendido que alguien le dijo en un hospital que se parecían mucho y empezó a enloquecer.

-En tu caso, ¿cuál es la enseñanza de la historia?

-Ella decide lo que quiere y da igual de dónde venga o el tipo de familia que tenga. Lo que gana es que te rodees de gente que te quiere y a la que quieres.

-¿Qué tiene este espectáculo que, desde que abrís el telón, te emociona?

-La semana pasada tuve la oportunidad de librar en una función y verla desde fuera. No deja de ser una trama dulcificada dentro de la crueldad que esconde, pero mantiene mucho la nostalgia y es un cuento muy mágico, se crea una atmósfera de sueño.

-La sensación de ver tu personaje, cuando libras, interpretado por otra actriz, ¿cuál es?

-La labor de un cover es muy difícil porque no tiene los mismos ensayos ni el mismo trabajo de investigación que hemos podido tener los titulares. Somos dos personas diferentes y, en determinados aspectos del personaje, ella le da unas cualidades en las que yo no había pensado… Es curioso, pero muy agradable, ver cómo hay varias opciones de recrearlo.

-Cuando terminan la función y los aplausos, ¿qué sentimiento queda?

-Sea un pase bueno o malo, sales a saludar, ves la reacción y te emocionas. Hay gente de pie de todas las edades y dices: “Esto lo hemos creado nosotros”. No tiene precio. Cuando me voy al camerino me siento agradecida. A pesar del cansancio, no hay día que me vaya a casa pensando nada negativo.

-¿Lo puedes compaginar con otros proyectos?

-Siempre y cuando no me contraten sin haber pedido permiso o no me influya en mi horario. Puedo participar en algún concierto con amigos, sin ninguna empresa de por medio y cayendo en mi día libre. Tampoco puedo utilizar “Anastasia” para vender otra cosa.

-¿Tienes algo en tus planes para después?

-Presentarme a las próximas audiciones. Siempre se empieza de cero. Da igual que hayas sido protagonista.

-Y tus padres, siendo artistas, ¿son críticos contigo?

-Son bastante críticos, pero siempre de forma constructiva. No me habrían dejado dedicarme a esto si no hubieran considerado que tenía lo que hay que tener. Me lo han dicho muchas veces.

-Por cierto, Anastasia renuncia a sus honores por el amor, ¿tú lo harías?

-Si realmente es mi amor, esa persona no dejaría que renunciara a mi éxito.

(Visited 93 times, 1 visits today)

Leave a Reply