Iván Sánchez: “El amor es lo que mueve el mundo pero hoy día le estamos quitando prohibiciones”

 

 

El actor, que sufrió la noche del día 23 un pequeño accidente durante la representación de “El guardaespaldas”, disfruta del éxito de este musical en la Gran Vía madrileña

 

por Ricardo Castillejo

 

No le ha pasado nada. Solo un pequeño accidente mientras representaba “El guardaespaldas” que terminó con seis puntos en un hospital cercano al teatro a pesar de los cuales, al día siguiente, Iván Sánchez volvió a cumplir con sus obligaciones laborales. Y es que el actor se siente feliz con la participación en el que es el primer musical de su trayectoria. Un papel al que dio vida en el cine el mítico Kevin Costner y que, para el novio de Ana Brenda Contreras -una artista mexicana de 31 años con la que lleva desde 2015, cuando rompió con la también actriz (y madre de sus dos hijos), Elia Galera-, es todo un reto pues, aunque no baile ni cante (algo sí, pero es sorpresa), supone abrir las puertas a un nuevo mundo al que, quién sabe, tal vez podría volver en un futuro. Papeles, a sus 43 años, no le faltan, y talento y popularidad para poder seguir eligiendo proyectos, tampoco. Esperemos a ver qué le depara el destino…

-Llevabas en México una temporada y, de pronto, te ofrecieron esto que es algo que nunca habías hecho… ¿Qué tal el reto?

-Pues al principio me dio la risa pero luego pensé: “¡Qué bien que cuenten conmigo!”. Ha sido toda una experiencia pero no me ha costado. Mi parte es la parte dramática de la historia y desde el principio fue supermotivante. En los ensayos los actores interpretábamos, los bailarines hacían sus coreografías y los cantantes también se preparaban, pero cada grupo por su lado. Cuando ensamblaban todo era mágico. Maxi [Iglesias] y yo nos quedábamos locos porque se te iba la olla mirando tan de cerca todo eso.

-Recrear algo que tiene una película como claro referente en el que el público piensa a la hora de acudir al teatro, ¿condiciona?

-Es que no se puede copiar. Cuando los espectadores salen de vernos nos comentan que no se esperan el montaje ni lo que pasa dentro de la sala. Es una adaptación de la peli, un concierto brutal de energía con su parcela para los sentimientos, la comedia, el drama… Desde que se estrenó no sé cuántas veces habré visto el rodaje, pero lo que sí tuve claro es que no quería volverlo a ver para afrontar mi papel. Me dejé fluir y llevar por el director y los compañeros y desde ahí nació este “show”.

-Para las mujeres de la generación de “El guardaespaldas”; Kevin Costner era el hombre ideal… ¿A ti también te consideran así? ¿Te sientes objeto de deseo?

-El argumento es el que es: una historia de amor básica que conoce todo el mundo. Aún así, siguen cayendo lágrimas y se sigue suspirando. El cliché de hombre protector está aquí a la máxima potencia y claro que se percibe eso de que ellas consideran al personaje bajo esos parámetros.

-¿Ha habido competencia con Maxi [Iglesias], que ha compartido el mismo rol contigo?

-Qué va. Al contrario, ha sido positivo. A ambos nos ha permitido llevar para adelante otras cosas, los ensayos, como antes te decía, han resultado una experiencia fantástica, comprobar cómo funcionábamos los dos…

-¿Te ha emocionado algo de la respuesta del público?

-Todos los días me emociono. Hay dos o tres momentos en la obra que me ponen la piel de gallina. Y aparte es impresionante la cantidad de regalos que, físicamente, me han hecho llegar. Igual que los mensajes que se han mandado por redes.

-¿Es tan duro el género musical como se comenta por ahí?

-Es lo más completo, aunque mi posición es más cómoda. Se necesita muchísima preparación.

-Hace poco, en los Goya, las mujeres denunciaban su poco peso en la industria del cine…

-Como en todo hay mucho que denunciar y eso es bueno pero hay que encontrar el término medio. Lo que pasa es que para encontrarlo hay que ir a los extremos. Más allá, hay compañeras que ganan más, otras que ganan menos… Depende de tu agente, de tu caché… Ojalá existiera una igualdad brutal.

-Otra queja de ellas es que, con el paso del tiempo, merman sus oportunidades… ¿También va en contra de vosotros?

-Siempre se ha dicho que, a partir de los 40, lo sufren más las mujeres y que el hombre gana más peso. Supongo que va en función de muchos elementos como el guion o los responsables de la producción que sea. Yo soy un privilegiado y nunca he dejado de trabajar.

-Ha pasado un cuarto de siglo desde el estreno de “El guardaespaldas”… ¿El amor, y cómo se entiende, ha cambiado?

-El amor es lo que mueve el mundo pero hoy día le estamos quitando prohibiciones, cosas que estaban encajonadas y sin las que se respira más en libertad. Hombres, mujeres, parejas, no parejas… No se estigmatiza el tema.

-¿Pero se quiere menos?

-No, no… No lo creo. Al revés, aunque tal vez se haga de diferente manera.

 

(Visited 506 times, 1 visits today)

Leave a Reply