Gemeliers: “Hemos conocido lo que es ser totalmente infelices”

Los hermanos sevillanos se sinceran en una entrevista, coincidiendo con el lanzamiento de su álbum, ‘Stereo’, donde denuncian la explotación discográfica que han sufrido y lo mal, por muchas razones, que lo han pasado en estos últimos años

 

por Iván Alcázar

 

Daniel y Jesús, con 19 años ya, llevan casi un año y medio trabajando en el que, para ellos, es su álbum más personal, ‘Stereo’, en el cual se han adentrado en el mundo de la composición y han cuidado al detalle cada letra. Además, estos nuevos temas que presentan tienen un estilo basado en ritmos latinos, reggaetón, trap, baladas… Un cambio “muy natural y nada forzado” que, junto una imagen totalmente renovada, llegan en un presente donde se encuentran pletóricos y verdaderamente felices tras, por fin, tomar las riendas de su carrera.

-¿Pensáis que vuestros trabajos anteriores os representan?

(Daniel) Para nada. Era totalmente un estilo impuesto, no nos dejaban cantar lo que queríamos e incluso, desde nuestro punto de vista personal, hemos sentido maltrato por parte de nuestra anterior discográfica, Pep’s Music Records. Desde que estamos con Sony Music tenemos manga ancha para hacer lo que queremos y nos han ayudado a la hora de sentarnos con los productores y compositores más importantes a nivel internacional.

-¿Confirmáis entonces que las grandes compañías explotan a sus artistas?

(Jesús) Por supuesto. Nos trataban como si fueran un producto y sin tener en cuenta nuestros sentimientos. Cogen a personas jóvenes e inexpertas únicamente para sacar provecho económico de ellas.

(D) Nos apretaron hasta que no hemos podido más. No nos han dejado un minuto de respiración, nos han robado muchísimo dinero, han sacado portadas sin nuestro consentimiento, han publicado libros sin ni siquiera saber cuál era su contenido… Hoy día sigue explotándose nuestra imagen en productos como, por ejemplo, perfumes y demás con lo que no estamos conformes… Todo lo que te cuente es poco.

-¿El cumplir la mayoría de edad os hizo daros cuenta de todo esto?

(J) La pena es que nos dimos cuenta antes y que, siendo muy pequeños, tuvimos que vivir cosas que los niños de nuestra edad no han vivido. Por eso hemos madurado mucho antes.

(D) Ahora estamos más implicados en todos los procesos y, las riendas de nuestra carrera, las llevamos mi hermano y yo y nadie más.

-¿Qué tal vuestro círculo más íntimo ante todo este episodio?

(D) Pues mi madre, como todas las madres, se preocupa mucho por nosotros, aunque ella siempre se ha mantenido un poco al margen para no sufrir.

(J) En este caso ha sido mi padre el que ha ejercido más de manager y acompañante en las giras y la verdad es que lo ha pasado fatal ya que, en parte, todo esto ha destruido a nuestra familia, que ha estado incluso sin hablarse…

-Supongo que intentaríais por todos los medios salir de esa situación…

(D) Claro, mi padre siempre luchó para buscar lo mejor para nosotros, pero era imposible huir. Es cierto que cara a la galería no nos ha ido mal. Sacábamos libros, colonias, llenábamos los conciertos… pero no éramos felices. De hecho, hemos conocido lo que es ser totalmente infelices.

(J) ¿Sabes lo que pasaba? Venimos de una cuna muy humilde de Mairena. Apenas teníamos para comer, mis padres perdieron su empleo… Entonces entraron en casa cantidades de dinero que te daban para estar de puta madre… A pesar de eso, quisimos salir de esa zona de confort, no aguantábamos más.

-¿Qué supone entonces este álbum para vosotros?

(D) Un nuevo comienzo. Partimos de cero. Para nosotros es el primero que sacamos a la venta porque nos identifica, nos sentimos cómodos y nos gusta interpretarlo… Lo de antes lo defendíamos bien, pero hemos querido demostrar que somos capaces de hacer mucho que no nos dejaban… Las portadas ahora las elegimos nosotros, las fotografías, las canciones, la manera de presentarlo… Todo.

-Siempre se ha asociado vuestra audiencia con niñas pequeñas… ¿Os ganaréis a otro público?

(D) Nuestras fans han crecido con nosotros y esas chicas, que tenían 13, 14 ó 15 años, ahora rondan los 20 y van a lo conciertos y firmas solas. Podríamos decir que el 70% de quienes nos siguen son mayores de edad. No somos unos “mojabragas”.

(J) Nuestro objetivo es que quien nos escuche, se sorprenda y que no le dé vergüenza admitir que le gusta Gemeliers.

-¿Sentís que habéis sido menospreciados?

(J) Más que nada, por los medios de comunicación, radio, televisión, periódicos… Hay de todo y estamos muy agradecidos (porque sin ellos no estaríamos aquí), pero, aunque España sea un país donde se lucha mucho contra el bullying, nosotros lo hemos sufrido mucho.

(D) Por ejemplo, cuando el episodio de ‘Pasapalabra’, nos machacaron con titulares, en redes sociales… El “cyberbullying” es una de las cosas que más daño hacen, sobre todo cuando éramos más pequeños y nos afectaban bastante esos comentarios… Pero nadie dijo que esto era fácil.

-Un caso muy parecido al vuestro es el de Abraham Mateo…

(D) Nos identificamos mucho con él. Ambos empezamos muy pronto y rápidamente la gente nos etiqueta y concibe una opinión tuya de la que no sale. Ni siquiera escucha tu música solo porque lleva tu nombre.

(J) Solamente pedimos una oportunidad y que se paren tres minutos a escucharnos, ya que es muy fácil decir hacer críticas destructivas.

-¿Habéis pensado, alguna vez, dejarlo todo?

(D) No. Es verdad que hemos tenido algunos momentos de bajón donde nos planteábamos si de verdad nos compensaba aguantar todo lo que hemos sufrido… pero luego el calor de nuestros admiradores siempre nos ha hecho tirar para adelante. Si nos encanta… ¿por qué dejarlo?

-¿Contempláis que pudiera llegar una separación?

(D) No, por supuesto que no. No es lo mismo juntar a cinco chavales que cada uno busca su éxito por separado que nosotros, que somos hermanos y, además, gemelos (que es una conexión aún más fuerte y nos entendemos perfectamente). Hay plena confianza, nos lo contamos todo y, aunque tengamos las típicas peleas, nos queremos con locura.

(J) Gemeliers es o los dos, o ninguno. Si no tuviéramos hueco en el mercado, no contemplamos seguir por separado. Además, con esto de la composición, tenemos un plan B, con lo que nos queda aún mucha guerra por dar.

-Por cierto, ¿ligáis mucho?

(D) Siempre hemos sido muy ligoncetes y, obviamente, gracias a nuestra condición lo hemos tenido más fácil (algo que hemos aprovechado, no te lo vamos a negar). Pero también nos han rechazado por ser quienes somos…

(J) Y como todo ser humano también nos hemos enamorado, aunque en muchas ocasiones hemos tenido que dejar esas relaciones porque no podíamos ofrecer lo que verdaderamente quería o necesitaba la otra persona. Nos ha costado mucho tener estabilidad sentimental debido a nuestra profesión. Es muy duro y hace daño tener que dejar a alguien porque sabes que, por la situación, no va a funcionar.

-¿Siguiente pasos para Gemeliers?

(D) Queremos plantear una gira para 2019. Y en cuanto a metas a largo plazo, nos encantaría poder volver a Latinoamérica, dando así un salto internacional.

 

(Visited 3.909 times, 1 visits today)

One Response

Leave a Reply