Fran Ocaña: “Si tuviera que volver a trabajar como pintor no se me caerían los anillos”

 

 

El cantante nos presenta en concierto su nuevo trabajo discográfico, ‘La flor más bonita’, este domingo 18 de febrero en el Teatro San José de Sevilla (Los Remedios)

 

por Iván Alcázar

 

Natural de San Fernando, Fran Ocaña es un amante indiscutible de la música flamenca. Desde muy pequeño, con apenas cuatro años, comenzó en su colegio a subirse a los escenarios, continuando por distintas peñas, haciendo principalmente flamenco pero también experimentando con rumbas, tanguillos… Pintor de profesión, a los 26 años decidió probar suerte en la industria y lanzó su primer álbum en 2013 bajo el título “Llegó la hora”, seguido por ‘Nuevo día’ (2015) y ‘Amor por ti’ (2016), en los cuales encontramos temas flamencos pero también toques pop -algunos compuestos por él mismo- en esa curiosidad por avanzar en su carrera. Hoy hablamos con Fran sobre el que es su cuarto álbum, ‘La flor más bonita’, nombre que también recibe su primer single y cuyo videoclip, junto al artista Maki, supera los cuatro millones de visitas en Youtube.

-¿De dónde viene el título de este trabajo?

-‘La flor más bonita’ es una clara referencia a mi tierra, Andalucía, a la cual se la he querido dedicar porque supone todo para mí: donde vivo, donde me he criado, donde hay mar, montaña… Es el mejor lugar del mundo para vivir y se merecía este homenaje.

-¿Se nota una evolución con respecto a tus anteriores grabaciones?

-Por supuesto, la voz es completamente distinta, mucho más madura y más hecha, no tan chillado. Es mucho más yo pues tema tras tema te vas encontrando a ti mismo… Además las letras y las historias que se cuentan son un reflejo de mi crecimiento como persona y como cantante.

-¿Cuáles son los artistas que has tenido como referentes?

-Escuchaba mucho a Mairena, a Caracol, a Chano Lobato, a Chato de la Isla, al Terremoto… siempre ligados al flamenco más puro. Por suerte, a muchos los he podido conocer.

-¿Exploras otros estilos más allá del flamenco?

-Ahora sí que he decidido buscar nuevos sonidos que, fusionados con el flamenco, creo que casan muy bien, como son el reggaetón, la salsa o el pop que se unen con sevillanas o rumbas… La verdad es que estoy muy contento con el camino que he tomado, abriendo un poco más mi repertorio.

-Fuiste telonero de Miguel Poveda… ¿Por qué crees que la gente le tiene tanta admiración?

-Es una persona encantadora y que me dio un trocito de escenario para que yo cantara y eso pocos lo hacen. La clave es su sencillez y humildad, algo que es fundamental en este mundo y que todos lo valoramos.

-¿Qué sueles ofrecerle al público que va a verte en directo?

-En cada sitio a donde voy me gusta ofrecer un repertorio especial. Por ejemplo, ahora que vengo a Sevilla este domingo me gusta hacer sevillanas, si voy a Huelva, fandangos, “alegrías” en Cádiz… Voy evolucionando, probando nuevos registros y dando siempre lo mejor de mí.

 

-¿Cómo es tu relación con tus fans?

-Tengo un público muy variado, que abarca un amplio rango de edad y la verdad es que tenemos un feedback muy bueno. Recibo muchísimos mensajes y comentarios por las redes sociales y, aunque existe algún caso aislado de seguidores un poco “intensos”, lo llevo bastante bien. Soy muy agradecido con todos los que me apoyan.

-¿Crees que es injusto que muchos artistas que salen de los talent shows tengan ese impulso tan grande mientras otros avanzáis poco a poco?

-No es injusto, ya que es obvio que la televisión te da siempre ese impulso a la fama que otras plataformas no te dan y es completamente lícito comenzar tu carrera de esa forma. Personalmente no he sentido la necesidad nunca de presentarme a ningún concurso televisivo para conseguir avanzar ya que he ido poco a poco, lanzando mis cosas tranquilamente pero no descartaría en un futuro participar en ellos…

-Si la música no funciona… ¿tienes algún “plan B”?

-La verdad es que desde que me dedico a esto mi vida ha cambiado a mejor y no voy a dejar de luchar para cumplir mi sueño de poder dedicarme 100% a lo que me apasiona. En caso de que tuviera que volver a trabajar de pintor, o de lo que sea, no se me caerían los anillos.

 

 

(Visited 150 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión