Festival de las Naciones: mucho más que gastronomía y actuaciones musicales


Visitar el Festival de las Naciones en el Prado de San Sebastián se convierte en un auténtico viaje a través de sus diferentes puestos con productos y artesanía de diferentes países.

Por Iván Alcázar

Solo hay que darse un paseo por las pequeñas callejuelas que conforman el recinto del Festival de las Naciones para darse cuenta de que es una verdadera experiencia para los sentidos. Ya no solo por la variedad de gastronomía de los cinco continentes que podemos degustar allí -con esos olores tan característicos que desprenden todos los puntos de restauración-, sino porla gran oferta a la venta en los diferentes puestos, que van desde comida autóctona hasta elementos de decoración, pasando, cómo no, por ropa y complementos.

Diferentes puestos del Festival de las Naciones

Nada más entrar por la gran portada del Festival, encontramos dos grandes carpas con una temática muy concreta: la egipcia. Figuras de esfinges, lámparas y mantas bordadas con motivos árabes, cachimbas, espejos… Todo ello, con un hilo musical acorde que te transportaba directamente al mismísimo Oriente Medio. Además, los productos elaborados con cuero inundan distintos puestos del recinto, desprendiendo un particular aroma que rápidamente hace que se te venga a la mente la palabra “artesanía”.

Figuras egipcias

Mucha moda exótica es la que ofrecen diferentes puntos de venta para los más fashion victim, con la que podrán crear estilismos basados en culturas como la india, la cual goza de un exclusivo stand donde, por decir algo, hallamos pashminas de lana cachemir bordadas a mano, alfombras o pañuelos de seda natural, entre otras muchas prendas llenas de brillo y color. En cuanto a complementos,son el denominador común de muchas de las tiendas, ya que la mayoría de ellas cuentan con al menos algún tipo de colgante o pulsera. Es más, existen lugares exclusivos donde la Plata de Ley es la protagonista y donde se pueden adquirir una gran oferta de piezas de joyería artesanales. Las camisetas y sudaderas de personajes de ficción, series, películas o bandas musicales están en auge y eso se refleja en la gran cantidad de piezas disponibles.

Puesto de venta de plata

¿Qué más? Juguetes para los más pequeños, originales pendrives, decoración para el hogar, fundas de móviles, carteles y tazas con frases motivadoras, “milagros”para la limpieza –destacando la bayeta mágica de microfibra Smapeers-, minerales y péndulos o ponchos mexicanos, entre mil cosas más.

Pero no podemos irnos sin llevarnos a casa alguna delicatessen de diferentes partes del mundo que van desdebaklavas persas, fruta deshidratada o delicias trucas, algún postre de Europa, como rosquillas de anís, bollos preñados al cabrales o casadiellas asturianas de nuez, pasando por algún producto argentino (tierra de Sergio Frenkel, director del Festival), hasta eldulce de leche andino o los alfajores de maicena, sin olvidarnos de endulzar la jornada con las ya míticas golosinas artesanales de gran tamaño. Y haciendo homenaje al país invitado de esta edición, México, destacamos el  puesto de chocolate maya, considerado por esta antigua civilización como “alimento de los dioses” (y que, como hemos podido comprobar, está riquísimo).

Gran variedad de productos gastronómicos para llevar a casa

Y qué hay mejor que un buen zumo natural para refrescarte en el Prado de San Sebastián del calor que aún nos acompaña. Descubrirás, justo al lado del escenario principal, diferentes opciones frutales, como guanabana, maracuyá, mango, melón, papaya, coco, piña… ¡Todo lo que puedas imaginar y más!

Está claro que el Festival de las Naciones es mucho más que ver las increíbles actuaciones musicales o degustar platos extranjeros. ¡Disfruta esta aventura al máximo hasta el próximo 3 de noviembre!

(Visited 73 times, 1 visits today)

Leave a Reply