Fernando Caro: “Hay que ser auténtico y entregar el corazón”

Selecciona archivos

El artista celebra diez años de carrera con un álbum, “La otra tierra”, que mañana a las 20´00 horas presentará en acústico en la avenida de la Constitución coincidiendo con el Día Europeo de la Música

por Ricardo Castillejo

Cinco discos que se han resumido, junto a temas nuevos, en un trabajo tan especial como “La otra tierra”, reflejo de una trayectoria en la que, por encima de todo, ha habido mucho amor por la música –a los siete años se subió por vez primera a un escenario- y una defensa a ultranza del rock andaluz como señal de identidad. El onubense Fernando Caro se ha construido así una carrera de la que se siente muy orgulloso y que le ha aportado tanto como una vida personal dentro de la que presume de dos hijos que sin duda son su mayor triunfo.

FernandoCaro-¿Cuál es tu balance de este tiempo como artista?

-Muy “montaña rusa” aunque me guardo lo bueno, aprendiendo de lo malo. Desde ahí intento mejorar, a todos los niveles, en cada producción. Siempre hay mucho nuevo que aprender desde lo puro. Hay que ser auténtico y entregar el corazón. Claro que todo el mundo hemos tenido veinte años y hemos hecho de todo pero me quedo con el público, con ese momento de presentarme ante él sin perder la emoción.

-Has evolucionado mucho desde que se te conoció a ahora…

-Me gusta renovarme. Tengo mi “rollo”, mi estilo… Partí del flamenco –vengo de familia de cantaores como Paco y Pepe de Lucía- y llegué a Sergio Contreras. Luego me resultó difícil desvincularme de ese sonido pero poco a poco he ido derivando hacia donde navego, que es el rock andaluz.

-A veces la industria obliga a los intérpretes a seguir por según qué caminos…

-Hombre, a mí me cuesta mantenerme en este género. Tuvo su época antes de los 80 y se perdió pero se le está volviendo a dar el lugar que merece.

-¿Cuál sería, a nivel personal, el rasgo que mejor te definiría?

-Soy muy inseguro y tengo muchas carencias. Muy cambiante a nivel anímico pero saco fuerzas de donde no las hay. Cualquier cosa me afecta mucho porque soy muy sensible.

-En esta década has tenido la gran experiencia de la paternidad…

-Eso te hace ver la vida y sentir de otra manera. Antes de tener hijos fui marido y novio. Pensaba que con mi mujer no se podía amar más pero el amor es más extenso. Son sensaciones que solo puede tener quien ha pasado por ahí. Siempre que puedo viajan conmigo. El niño tiene siete meses y la niña tres años y, como soy dueño de mi trabajo, puedo permitirme ese lujo de que me acompañen. Necesito cada día dormir con mis hijos.

-¿Te gustaría que siguieran tus pasos?

-Los apoyaré en todo. Mi hija tiene maneras y le encanta la música porque es lo que vive en casa. Tiene retentiva, le atraen los instrumentos y hasta se aprende las canciones antes que yo (risas).

 

(Visited 257 times, 1 visits today)

Leave a Reply