Felipe Santos “Me muestro al desnudo y lo entrego todo de mí”

Tras su gran éxito con “Olvidarte” junto al dúo Cali y El Dandee, el cantante colombiano ha recorrido España presentando un disco que saldrá esta primavera

José Antonio Muñoz

Cantante, productor y pianista, nacido en Bogotá hace 25 años, Felipe Santos ha alcanzado el éxito con el single “Olvidarte”, en el que participaban Cali y El Dandee y que, además de haber superado los 6 millones de visitas en YouTube, se ha convertido en un fenómeno de ventas internacional. Esta prometedora carrera llega tras muchos años de esfuerzo y resulta de la fusión de elementos pop con la música latina, además de letras que abordan los habituales problemas de pareja en las que el compositor, que no se encuentra enamorado en la actualidad, dice encontrar la inspiración más fácilmente. Muy simpático y natural, el artista concede esta entrevista a Sevilla Magazine durante su estancia en España, donde ha estado casi un mes presentando en directo, en seis ciudades diferentes, el disco que saldrá a la luz esta primavera bajo el título “No queda nada”.

Felipe+Santos++1-¿Cómo le ha recibido el público español?

-Con los brazos abiertos. Llevo casi un mes aquí actuando en lugares como Canarias, Madrid o Barcelona, donde he presentado dos canciones de mi álbum “No queda nada”, además de un tema de Alejandro Sanz y otro de Ricky Martin. Creo que esto es sólo el principio de algo bonito.

-Son muchos los latinos que han triunfado aquí… ¿Qué admira más de ellos?

-Juan Luis Guerra tiene el mejor directo que he visto en mi vida; Carlos Baute es una persona muy cariñosa y carismática; Luis Miguel posee una de las mejores voces de la música latina; Marc Anthony es toda una “estrella”, una figura muy completa, y Luis Fonsi posee una gran voz melódica. Desconocía que fuera tan querido en España.

-¿De qué forma empezó su relación con su profesión?

-Es casi genética porque mi madre es profesora de música y yo, con diez años, ya estaba dejando grabadas algunas cosas y practicando la producción musical, que es mi faceta favorita dentro de todo lo que hago. Aproveché que además canto para tocar a la puerta de la industria y, tras varios intentos, Warner se fijó en mí y decidió publicar mi primer sencillo.

-Lo malo es que no es la mejor época para esto, ¿no?

-En un momento muy complicado que ayuda a que nos esforcemos más y seamos más responsables con nuestro trabajo. Creamos arte y ahora hay que mostrarlo a la gente directamente, casi puerta por puerta, y eso se nota en la calidad del resultado. Antes grababan un disco y se sentaban a esperar a que les llegara la “plata”. Ahora lo más importante es tener un buen directo.

-¡Menos mal que apareció “Olvidarte”!

-La compuse con El Dandee y sabíamos que teníamos algo bueno pero no que se convertiría en un éxito tan pronto. Aunque el proceso de creación fue largo, después ha ido dándonos sorpresa tras sorpresa. Hemos venido tres veces a presentar el sencillo a Europa y todavía sigue asombrándonos el recibimiento.

-¿Sobre qué le gusta componer?

-Especialmente sobre amor y desamor. Me salen mejor las melodías que hablan de desdichas no porque mi vida sea triste sino porque, cuando tienes el corazón herido, los sentimientos afloran mucho mejor. Solo tienes que mirar el diario de una chica cuando se encuentra mal con su pareja. Se convierten en auténticas poetisas.

-El mercado latino es exigente con el físico ¿Cómo lo lleva?

-No me da miedo de las cremas pero soy poco presumido. No aceptaría que me exigieran un físico en concreto o que me tiñesen el pelo pero tengo claro que finalmente somos un producto y que, si el público te requiere algo lógico, toca dárselo. Si no acabas sin hacer música.

-Cuando habla de las exigencias del público, ¿está recordando algún ejemplo?

-Es triste que Ricky Martin no haya podido decir durante tantos años, como gran artista que ha cosechado infinidad de éxitos, que era homosexual por miedo a que eso significara el fin de su carrera y estoy convencido de que sufrió mucho por no poder mostrarse como es. También sé que, afortunadamente, ganó más fans de los que perdió cuando hizo su confesión porque el público valora, o al menos debería hacerlo, la autenticidad. Mi disco tiene ese título porque no dejo nada por descubrir, me muestro al desnudo y entrego todo de mí aunque es cierto que soy demasiado perfeccionista, algo que tengo que ir evitando porque nunca termino de estar contento con lo que hago.

-Se dedicó al automovilismo… ¿Qué terreno le da más vértigo?

-Me gusta controlar lo incontrolable y a veces necesito la velocidad, me pide el cuerpo una adrenalina muy diferente a la que siento sobre el escenario. Cuando llegó el momento me tocó elegir por una de mis dos pasiones y escogí la que me hace sentir un poco más fuerte, pero igual de inestable. Es más fácil llegar que mantenerse y mi objetivo es consolidarme dentro del mercado latino, demostrarme a mi mismo que no ha sido todo cosa de un buen sencillo.

felipesantos

(Visited 624 times, 1 visits today)

Leave a Reply