Fangoria: “Lo raro de nosotros es que no somos raros”


Fangoria celebra su 30 aniversario con un nuevo disco, “Extrapolaciones y dos preguntas 1989-2000”, donde homenajean éxitos de otros grupos -como la famosa “Historias de amor”, de OBK-, y añaden dos temas nuevos: “¿Quién te has creído que soy?” y el radiado “¿De qué me culpas”

Por Ricardo Castillejo

Su personalidad icónica y haber hecho prácticamente lo que les ha dado la gana, dando forma a melodías que forman parte de nuestra memoria musical, son los ingredientes del éxito de Fangoria. El dúo formado por Alaska y Nacho Canut sigue, después de treinta años, con el mismo éxito arrollador que en sus comienzos. Se consideran personas mucho más normales de lo que su apariencia pueda desvelar y, aunque intenten ir de “divas”, al final no les sale. 

Celebráis 30 años, pero, ¿son muchos o pocos?

-(Nacho) Ahora es normal, casi todos los grupos duran eso. Antes, cuando Los Beatles, duraban 7 u 8 años… También al ser un dúo, estás más tiempo.

-(Alaska) En un grupo o te separas, o alguien se va antes.

-¿Alguna vez habéis reflexionado sobre por qué ha pasado esto con vosotros?

-(A) Somos compatibles y educados a la hora de hablarnos…

-(N) De todas formas, si piensas por qué te sale bien lo que haces, lo gafas y, al final, te sale mal. Es mejor no pensarlo y no intelectualizarlo (risas). 

Hay formaciones de los 80 que sí se han quedado ahí, solo cantan sus canciones y van a estos festivales que se llaman “Maravillosos 80″… Nosotros somos un quiosco y tenemos el último número del “Elle”

-¿Habéis despegado los pies de la tierra en algún momento? ¿Algún capricho de “estrella” tipo “toallas negras”?

-(N) No, porque hemos estado muy abajo. Si lo hacemos es por aquello de “Vamos a hacernos las divas y vamos a pedir…”. Pero enseguida rectificamos y pensamos: “Ay, ¡qué vergüenza! ¡Cómo vamos a hacerle eso a la pobre persona que está encargada del camerino…!”.

-(A) Las toallas negras se piden siempre. Son un clásico y se agradecen mucho. 

-(N) Muchas veces leemos que hemos cobrado no sé cuánto o que pedimos 40 pizzas… Que no es verdad, no nos sale. Ahora he pedido cava rosado porque quiero ser un poco más diva…

-(A) Estamos compensados porque yo opto por la sidra El Gaitero (risas).

-Habéis sabido conectar con las generaciones que han ido viniendo… ¿Qué tal os lleváis con los “Millenials”?

-(A) Ninguna persona con la que trabajemos, da igual la edad, es representativa de ninguna generación. 

-(N) Un “Millenial” a otro lo trata diferente a nosotros, que somos mucho más mayores. Coincidimos con ellos y no tenemos ningún problema.

-Aunque siempre vayáis de negro, no tenéis ninguna leyenda negra…

-(N) Conocemos a muchos que sí y nos encantan las historias que nos cuentan. Las folclóricas y este tipo de artistas tan exageradas que se han dado tanto en España nos fascinan… Pero hay que ser así y no nos sale. Lo raro de nosotros es que no somos raros. Casi todos los famosos, hasta los actuales, son marcianos comparados con nosotros. Los ves en el aeropuerto y llevan unas gafas negras, una gorra y una bufanda… 

-(A) La gente se imagina que cuando voy a una fiesta me subo sobre una mesa y hago un “strip-tease”… Lo que hago es aburrirme e intentar irme lo antes posible, desde que era pequeña.

-¿Cómo se hace para no quedarse atrás musicalmente?

(A) No pensándolo y escuchando lo que hay. Pero porque quieres, no es una obligación.

-(N) Es como si tienes una librería, en el escaparate pones las novedades. Si solo pusiéramos libros de los 70, que es de donde venimos, imagínate, solo lo comprarían los interesados en esa época. Hay formaciones de los 80 que sí se han quedado ahí, solo cantan sus canciones y van a estos festivales que se llaman “Maravillosos 80″… Nosotros somos un quiosco y tenemos el último número del “Elle”. 

-Sois generadores de llamativos titulares, ¿es porque decís lo que os da la gana?

-(A) Es porque el titular vende. Lo hacía en el papel y ahora, en el mundo digital, todo se basa en él. 

-(N) Muchas veces tenemos una conversación como esta y después lo vemos y nos preguntamos: “Pero, ¿nosotros hemos dicho eso?”. Cualquier declaración se puede sacar de contexto y parece que estamos dando una charla de economía. 

-(A) Los titulares muchas veces responden a una pregunta y no son una afirmación de por sí. Parece que estás diciéndole algo al mundo. 

-(N) Lo que no hacemos nunca es rectificar o pedir perdón. Nunca damos explicaciones.

Somos todo lo libres que la educación nos permite. La opinión está muy sobrevalorada, todo el mundo cree que la suya es fantástica y que hay que decirla”

-Hace tres décadas, en programas como “La bola de cristal”, se decían cosas que hoy no se puede… ¿Hemos vivido una involución en ese sentido?

-(A) No exactamente, la involución es el comentario posterior. El problema no está en el artículo que se publica, sino en lo que se genera.

-(N) Puedes decir lo que quieras, pero luego lo van a comentar muchísimas personas y va a salir la noticia de: “Arden las redes…”.

-Entonces, ¿somos más susceptibles ahora?

-(A) Somos más susceptibles y tenemos más vías para mostrarlo. No se debería dar eco en la prensa normal de lo que pasa en Twitter porque está fuera de contexto.

-¿Vosotros sois libres y habéis sido libres siempre?

-(A) Somos todo lo libres que la educación nos permite. Nunca le voy a decir lo que pienso de la decoración del hotel al decorador si no me lo pregunta e incluso, si lo hace. sería suave. La opinión está muy sobrevalorada, todo el mundo cree que la suya es fantástica y que hay que decirla. 

-(N) La educación y la sensatez son los límites.

-¿Y musicalmente?

-(A) Ahí es más fácil. Jamás una compañía nos ha indicado: “Grabad esto”. Nunca han oído una maqueta nuestra. Hemos presentado los discos terminados. 

-(N) Sí que hace unos años dimos el disco hecho, pero les dijimos que no sabíamos de comercialización y preguntamos cuáles creían ellos que eran los “singles”. Casi siempre hemos coincidido.

-Con vuestra experiencia, ¿qué pensáis de las figuras jóvenes que son, en gran medida, productos que se crean de los programas?

-(A) Hay de todo. El pop es básicamente eso desde los años 60. También había antes concursos en la radio en los que se ganaba y se iba al festival de Benidorm. Lo único que les advertiríamos a todos es que no te vendan eso de “Tú haz lo que te decimos, que ya tendrás opciones…”, porque es mentira. Tienes que hacer lo que quieres siempre, cuando eres alguien y cuando no eres “nadie”.

-¿Habéis proyectado en vuestra carrera cada paso?

-(N) No hemos proyectado nada, la verdad.

-(A) En una medida de la semana que viene (risas).

-(N) No hemos tenido la capacidad económica para proyectar: “El año que viene vamos a hacer esto”. Ni siquiera somos de sacar un cartel de “gira de verano”.,, 

-Desde fuera puede dar la sensación de que sois como un imperio…

-(A) Ojalá, pero no. Somos muy seriecitos en planificar nuestras cosas a nivel de agenda, pero como cualquiera.

-(N) Eso es porque tú eres muy formal, y menos mal porque si no… (risas). 

-(A) Luego somos muy abiertos a lo que la vida nos eche. A veces sale como lo tienes planeado y otras no, algo que a mí me vuelve loca… Ni siquiera sabemos todos los sitios donde vamos a actuar esta temporada porque somos de contratación abierta. Donde nos van llamando, allí vamos yendo.

-¿A Eurovisión iríais?

-(A) No, no servimos ¿Tú te crees con este carácter, con esta flema que tenemos podemos ir?

-(N) Te tiene que gustar mucho, que a nosotros nos gusta, pero tienes que ser muy apasionado.

-(A) Que te dan “0 points”, a llorar, que te dan “1000 points”, a alegrarte… Nosotros somos dos acelgas y estaríamos con la misma cara en los dos casos.

-¿Cómo vivís entonces vosotros la música?

-(N) Nunca he llorado. No sé. Me encanta que los artistas sean como “la” Jurado, pero mis favoritos son los Pets Shop Boys y están los dos siempre calladitos… Somos más contenidos. 

-¿El ser referente pesa?

-(A) No lo piensas y no hay ninguna responsabilidad. Porque te sigan cuatro o cuatrocientos no puedes crear solo para ellos. Lo tienes que hacer para ti. 

-Alaska, cuando te quitas el maquillaje, ¿qué hay?

-(A) Una persona sin maquillar que se gusta menos que maquillada. Aún no he dado el paso de tatuármelo porque no veo que funcione muy bien. Si no, lo hacía. 

-Es decir, no hay personaje…

-(A) No. Por mí iría todo el día con tacones de 23 centímetros…

-(N) …Pero todo el mundo iría todo el día arreglado si pudiera.

-(A) No, algunos dicen que no, que es muy poco natural…

-(N) Pero lo natural es ir arreglado…

-(A) Ya, yo también lo creo.

-(N) Bueno si eres nudista no…

-¿Y dentro de 30 años?

-(A) Pues la ciencia puede que avance mucho, pero si no lo hace no sé si vamos a estar (risas). 

-(N) Espero que cuando tengas ya esa edad te apetezca estar en el campo o dónde sea, pero viendo la tele o leyendo. Desde luego eso es lo que yo creía que me iba a apetecer en esta etapa… Igual dentro de 30 años estarán los Rolling Stones con 150 años, divinas como robots… ¿Quién sabe?

(Visited 122 times, 1 visits today)

Leave a Reply