Falete “No me arrepiento de nada. El que no asume sus errores es un cobarde”


A sus 41 años, Falete ultima “Prefiero ser así”, su nuevo disco para el próximo otoño, mientras continúa una carrera que le señala, recogiendo el testigo de la superviviente Isabel Pantoja, como “La última diva de la copla”. Así lo ponemos de manifiesto en el número de julio de la versión impresa de “Sevilla Magazine” que, hoy y mañana, recordamos online

Con versiones de Serrat, Nino Bravo o Raphael volverá Falete al mercado discográfico después de verano. “Prefiero ser así” es el título de ese álbum, grabado en dos días y que hoy presenta en exclusiva en “Sevilla Magazine” con un reportaje exclusivo realizado en el Hotel Colón y donde se transforma en la diva que, a pesar de que él no lo considere igual, realmente es. Emparejado y feliz desde hace dos años, el artista se sincera en una entrevista donde, muy de tú a tú, tenemos oportunidad de conocerlo dentro de un presente donde, hace poco, saltaba una desagradable noticia que lo relacionaba con una acusación de una supuesta agresión sexual sobre la que prefiera no pronunciarse. Sea como sea, con sus luces y sus sombras, el sevillano reivindica la normalidad dentro de un camino, aunque ya sea un maestro, en continuo aprendizaje. Quince años después de su primer disco, “Amar duele”, nuestro paisano sigue, como buena “estrella”, causando sensación a su paso.   

El artista, con un impresionante caftán de Misura Costura


-Este número se titula «La última diva de la copla»… ¿Qué tienes tú de diva?

-Verdaderamente, nada. Mi padre me inculcó desde siempre que no te podías catalogar como un divo o una diva. Quien debe hacer eso es el público. Yo pretendo ser quien soy, una persona normal igual que otra. 

-¿No consideras que eres la última “estrella” dentro de la copla?

-Para nada. Hay artistas fabulosos que la ejecutan perfectamente, aunque después en los discos o en los directos no hagan únicamente copla. Isabel Pantoja sigue viva y activa. En las más jóvenes está Diana Navarro, Joana Jiménez y Estrella Morente.

-Lo mismo por tu imagen sí se puede entender que eres muy diva… Esa gran personalidad arrolladora…

-Eso no es «divismo». Eso es un don de Dios que no todos tienen.

-¿Existe alguna diferencia entre Falete como artista y Falete como persona?

-Muy poca. Soy igual de visceral en la vida que en el escenario, con la única diferencia de que en el segundo hay un vestuario, un maquillaje y una puesta en escena. Me gusta mantener las amistades con la misma intensidad. No vivir al límite, pero sí disfrutar de lo que hago.

-Al mostrarte tan auténtico, ¿no has pagado ningún precio?

-Pienso que no. Lo hago con tanta naturalidad que, a quien no le guste, que se dé la vuelta. Lo tengo claro. 

-Y si te preguntara, ¿quién es Falete?

-El que mejor me ha definido artísticamente fue mi padrino, Jesús Quintero. Dijo: «Falete es una persona que vive por y para el arte». Y así soy. Mi vida es la música y soy un privilegiado de poder vivir de lo que me gusta. No tengo límites en mi profesión porque no sé decir que no. Luego, tengo la misma pasión fuera del escenario que dentro. Un cantante no puede interpretar una canción si verdaderamente no la vive. Aunque no haya pasado esa historia, tiene un don que Dios le da para hacerla verdad y suya en el momento. Si es una escena bonita de amor y pasión, tiene la oportunidad de enamorarse en el instante, y si es de desamor, de sufrir como el que más.

-A veces el apasionamiento se asocia al desorden… ¿Eres caótico?

-Eso lo dirá alguien que está muy desordenado…

-La pasión es como un huracán…

-No, no, no. La pasión es de los sentimientos más bonitos que el ser humano puede tener. No hay palabra más bella que «apasionadamente». Un caos es un desorden y algo que no tiene arreglo y la pasión no tiene nada de feo. Un caos puede ser quien no sepa lo que es sentir pasión por algo. Eso sí que es aberrante. 

Gran amante de los animales, en la imagen con diseño de Alex de la Huerta

-¿Siempre te dejas llevar por el corazón?

-Sí, pero poniendo los cinco sentidos. Antes, cuando era más joven, era más el impulso. El paso del tiempo te da la madurez para que, a la vez que dejas que tu corazón lata libremente -y la sangre bombee apasionadamente-, tu pensamiento busque un porqué. 

-¿Qué te han traído los 40?

-Felicidad, estabilidad, madurez y firmeza. A mí me gusta cumplir edad porque es señal de que estoy viviendo y de que el día a día es una enseñanza. Nada ni nadie es importante, pero todos somos imprescindibles para algo.

-¿Los 40 te han traído el amor de una pareja?

-Me vino antes. Si no, me habría suicidado porque vivir sin amor, como decía Chavela Vargas, no se puede.

-¿Cómo es Falete en pareja?

-Es complicado (risas). Tiene carácter, pero soy muy flexible y me adapto muy bien a las circunstancias. Me gusta dejarle a mi pareja su espacio, que yo tenga el mío y que, juntos, creemos uno nuevo ¿Para qué? Para que cuando nuestro mundo esté a punto de estallar, siempre tengas el tuyo propio para salvarte.

-¿Eres celoso?

-De lo mío sí. No me gusta compartir ni la comida (risas). 

-¿Has cambiado en la manera de entender las relaciones?

-La madurez es muy importante a la hora de una relación. Antes le dabas más importancia a lo que no debería tenerla, como los celos, por ejemplo. Ahora te das cuenta de que si alguien está contigo es porque verdaderamente quiere y si quiere hacerte daño, te lo va a hacer. Sobre todo, lo que no deber haber nunca en una pareja es ni un ápice de desconfianza. 

-¿La infidelidad es lo único que no perdonarías?

-No la perdono. Y en esa palabra incluyo también una amistad o una relación familiar. La lealtad es lo más bonito que podemos tener. Si eres familia, ve de frente siempre, que siempre seremos sangre. Si eres pareja y el amor se va, toma tu rumbo y yo el mío, ahí está la lealtad. 

-¿Te arrepientes de cosas que hayas hecho?

-De nada. El que no asume sus errores es un cobarde.

(Visited 283 times, 1 visits today)

Leave a Reply