Esther Gallardo “Algunos psicólogos recomiendan pole dance para la depresión”

Esther Gallardo, directora de Poledancefitness.es es pionera en Andalucía en la práctica y difusión de esta disciplina que pretende ser olímpica en los próximos Juegos de Río de Janeiro

J.L. Rocha Bustamante

El Pole Dance es una modalidad artístico-deportiva que consiste en realizar ejercicios gimnásticos, normalmente mediante una coreografía, en torno a una barra fija o giratoria. Así, la directora de “Escuela de Pole Fitness Esther & Clara”, Esther Gallardo llegó a este mundo a través de una exhibición de “fitness” en Londres, donde trabajaba educando a niños autistas. Apasionada del deporte, esta chiclanera, junto con su socia Clara Cañizares,  imparte clases en Sevilla y Málaga de una disciplina que, tal y como nos relata junto a dos alumnas, va ganando cada día más adeptos.

poledance_grupo

-Esther, ¿hay que ser un atleta para practicar Pole Dance?

-Para nada. Incluso puedes empezar sin estar muy preparado físicamente. Los primeros ejercicios son giros que puedes realizar sin grandes complicaciones. En mis clases hay alumnos desde los catorce a los cincuenta años…

-Porque, ¿qué ofrece esta disciplina?

-Pues en lo físico te ofrece una mejor técnica, más fuerza y mayor flexibilidad pero lo más importante es lo que ganas en lo personal. El pole dance te ayuda a mejorar tu autoestima. Conforme vas haciendo ejercicios te das cuenta de cómo con tu propio cuerpo haces movimientos y giros que nunca podrías imaginar y, en muy poco tiempo, puedes notar un cambio radical de cuerpo y mente. De hecho, en algunos países los psicólogos recomiendan hacer pole dance para salir de la depresión.

-¿Cuánto tiempo es el recomendable?

-Normalmente nunca más de noventa minutos, porque cansa mucho. Mis sesiones siempre comienzan con un calentamiento, pasando luego por los ejercicios de fuerza y terminando con los giros sobre la barra. En una hora puedes quemar unas quinientas calorías, como si practicaras spinning. El método va estructurado en niveles en función de la complejidad. Se comienza con un simple giro, que es el básico, y va subiendo hasta llegar a las inversiones del cuerpo.

073

-Estas sesiones suelen acompañarse siempre de música pero, ¿vale cualquier estilo?

-Usamos cualquier tipo de música y lo que hacemos es acoplarla al nivel del ejercicio. Por ejemplo, si suena una canción “heavy”, los movimientos serán más bruscos que si escuchamos algo más melódico. Tenemos una alumna que es “bailaora” y ya nos ha propuesto hacer una sesión de fusión flamenco pole (risas).

-¿Es esto algo reservado sólo para mujeres?

-En absoluto. Sí es cierto que se asocia a las mujeres, pero el hombre se está metiendo poco a poco aunque ellos suelen orientarse más al fitness que a las coreografías.

esthergallardo

-Lo de bailar en la barra se suele asociar a discotecas y clubes nocturnos, ¿qué opina de esto?

-Quienes piensan eso no conocen lo que es el “pole dance”. Nosotros hemos estado haciendo exhibiciones en las playas este verano y la gente se queda con la boca abierta, pregunta, hacen fotos con su móvil… Nadie se escandaliza y hasta me salen alumnos. Es un deporte que engancha.

-¿Un deporte de moda?

-En España queda mucho camino por recorrer pero, en países como Inglaterra o Estados Unidos, está muy extendido y es un poco de “pijos”. Ahora estamos realizando muchas exhibiciones para darlo a conocer. En octubre queremos hacer una exhibición en el Parque del Alamillo e iremos a Madrid a un campeonato de culturismo que se llama “Arnold”. Además, a través de la Asociación Andaluza de Pole Dance, queremos organizar para el próximo año los primeros campeonatos de Andalucía.

-¿Tiene tirón entre los famosos?

-No conozco a personajes españoles que lo practiquen pero sí a extranjeros como Natalie Portman, Jennifer Aniston o Shakira, que son incondicionales. 

rociodiaz

Rocío

“Los “moratones” dan más felicidad que dolor”

 Rocío tiene treinta años, está casada y con dos niños. Es nivel ocho de “pole dance” (el más alto) y este año se estrena como monitora en la Escuela Pole Fitness Esther & Clara . “Lo encontré por casualidad. Siempre he sido muy deportista y hace año y medio me ofrecieron una clase gratuita en el centro y desde entonces me enganché”, explica. “Cuando llegué aquí no pensaba que fuera capaz de hacer figuras sobre la barra pero, cada vez que consigo realizar una nueva, es como un reto diario. Es una satisfacción personal superar los niveles y los “moratones” más que dolor me proporcionan felicidad. En cuanto a mi marido y mis hijos, les encanta. Tengo una barra instalada, como muchas compañeras, en el salón de mi casa y allí practico mis ejercicios y él me anima a que los haga para nuestros amigos cuando vienen de visita. Los niños se lo pasan en grande”.

 silviaginer

Silvia

“Me engancho a las señales de tráfico para hacer pole dance”

 Silvia es actriz y community manager, tiene una niña y es nivel cinco en esta disciplina. Conoció el pole dance por internet cuando trabajaba en Madrid, pero allí era muy caro e incompatible con sus horarios. Luego, cuando regresó a Sevilla, se apuntó al centro. “El trato en otros sitios es más impersonal pero aquí siempre se da clases a grupos reducidos y se hace una labor psicológica extraordinaria. Cuando empecé estaba un poco decaída y, en poco tiempo, esto me ha transformado no sólo física sino también mentalmente. Esther es como una guía espiritual deportiva”, comenta esta alumna para la que, no tener barra en su domicilio, no es ningún impedimento. “No puedo ponerla en casa pero, cada vez que veo una señal de tráfico en la calle, me engancho y me pongo hacer pole dance, y nos mandamos fotos entre nosotros. Muchos nos preguntan si somos gimnastas profesionales”.

 

 

(Visited 2.529 times, 1 visits today)

6 Comments

  1. Eva
  2. ANA
  3. tahitiana
    • Aerial
  4. susana
  5. Noelia

Leave a Reply