Este año… ¡Estrena sonrisa!

 

 

Con una trayectoria que se remonta a 1991, fecha de la apertura de su primer gabinete odontológico, los dos centros de Clínica Dental Triana se convierten en la mezcla perfecta de trato familiar y últimas tecnologías para nuestra salud y belleza bucodental

 

Fue Francisco Parejo, protésico con 82 años en la actualidad, el creador de una empresa que, en la actualidad, cuenta con dos clínicas (en la calle Alfarería y en Espartinas) y un laboratorio (algo poco frecuente en este tipo de centros, que no suelen disponer de uno propio). Ahí, en diferentes puestos, trabajan cuatro de sus hijos una de las cuales, la doctora Rocío Parejo, lidera desde 2005 el equipo de odontólogos y otros especialistas quienes, con el mismo trato familiar que, desde el principio de su andadura, cuenta Clínica Dental Triana, atienden a un público el cual encuentra en sus renovadas instalaciones lo último y lo mejor en tecnología bucodental. Una apuesta segura para poder presumir no solo de la sonrisa más bonita sino también de la sonrisa más sana.

-¿Por qué destacarías los servicios de Clínica Dental Triana?

-Bueno, para empezar poseemos laboratorio aunque, más allá, destacaría nuestro contacto de confianza y familiar dentro de la tendencia actual del “slow dentistry”, que busca la excelencia en odontología, tratando menos personas y dedicándoles más tiempo y dándoles mejor servicio. Sea como sea, nuestra forma de trabajar es rápida, llegando a ejecutar proyectos en el mismo día. Somos seis dentistas con diferentes especializaciones y lo hacemos todo en el mismo centro, donde atendemos ya a tres generaciones de pacientes.  

-Es decir que, con vosotros, no se cumple el mito ése del miedo al dentista…

-Nosotros insistimos en que se venga la primera vez y se vea que no pasa nada puesto que, desde la primera sesión, desaparece ese temor. Hoy día, con la anestesia, no hay tratamientos en la boca que molesten. Por otro lado, intentamos alargar la vida de la pieza original hasta que no existe otra opción, no como en otros sitios donde sabemos que la tendencia es cambiar en cuanto se nota algo mal. Contamos con una máquina 3D radiológica, que poseen pocos y donde se refleja toda la información mucho mejor que en una radiografía panorámica normal, que suele ser lo que tiene la mayoría de clínicas. Al final es el boca a boca lo que realmente funciona.

-Hace un año transformasteis por completo las instalaciones de la calle Alfarería, ¿verdad?

-Sí. Queríamos dar una imagen de modernidad, puesto que no se hacía nada ahí desde que abrimos, en el 90. Hemos acondicionado una sala de espera y tres gabinetes para ofrecer mejor servicio aún, pero sin perder nuestra esencia del barrio de Triana donde estamos.

-¿Cuál es vuestra opinión de las franquicias dentales?

-Muy impersonales. Para la evolución de un tratamiento es muy importante que lo lleve el mismo profesional y, en ese tipo de establecimientos, no suele pasar así. Aquí tienes garantía de que siempre te atenderá quien comenzó a tratarte.

-¿Las nuevas generaciones son conscientes de lo esencial que es el cuidado de los dientes?

-En Sevilla se presta especial atención a la estética, buscando para ello lo mejor, pero no siempre hay preocupación por la salud. Esto pasa más en concreto en la gente más joven mientras que, la más conservadora, sí que tiene más en cuenta el cuidado general de la boca. Para una bonita, la clave es un Estudio Digital de la Sonrisa, que realizamos en pocos días y donde analizamos qué se puede mejorar y cómo. A veces con un pequeño cambio los resultados son espectaculares.

-¿Hacia dónde camina vuestro sector?

-Los cambios más significativos van a ser a nivel protésico. Pasamos de todo manual a todo digital, con la técnica más revolucionaria que hay y de la que también disponemos, como la impresión en 3D. Además, hay que invadir muy poco los dientes para lograr acabados óptimos.

-En cuanto a enfermedades, ¿la caries es la más frecuente?

-Sí, y los problemas de encías, que no siempre se detectan fácilmente. Por eso debemos acostumbrarnos a hacernos revisiones periódicas puesto que a los médicos suele irse cuando algo nos duele, pero la mayoría de esas afecciones se podrían detectar mucho antes de que dieran la cara. El tabaco, por ejemplo, es un vasoconstrictor que provoca que no se sangre y, por tanto, no permitiendo que salte ninguna señal de alerta y provocando incluso que algunas piezas sean irreparables.

CLÍNICA DENTAL TRIANA
c/ Alfarería, 70
Tfs.: 954335013 y 637840423 (whatsapp)
Espartinas
Urb. Villas de Tablantes – C/ Velazquez, 2
Tfs.: 955713134 y 687857120 (whatsapp)
Email: triana@clinicadentaltriana.com
www.clinicadentaltriana.com

 

(Visited 33 times, 2 visits today)

Leave a Reply