Espera, que todo llega

Tarantino ha conseguido conquistar a su musa, Uma Thurman, con la que ha sido visto en California muy cariñoso

Tarantino ha conseguido conquistar a su musa, Uma Thurman, con la que ha sido visto en California muy cariñoso

Muchos son los refranes que, aludiendo a la paciencia, hablan de sus múltiples beneficios. Desde aquel que afirma que “Todo tiene lugar en el momento preciso” al oriental que señala cómo “La paciencia es un árbol de raíces amargos pero frutos muy dulces”. Lo queremos todo y lo queremos ya sin caer en la cuenta de que, cuando la vida no nos entrega eso que deseamos con tanto anhelo, siempre es por algo que, más temprano que tarde, terminaremos entendiendo.

Sea como sea, nadie puede poner en duda que todo sucede cuando menos lo esperamos y que nos sorprenden hasta tal punto que, lo que antes fue un “NO” tajante, hoy puede ser un “SI” aplastante, tal y como parece ser les ha sucedido a Quentin Tarantino y Uma Thurman. Y es que, el director y la actriz, han sido pillados “in fraganti” en un restaurante en California besándose y dándose los arrumacos que, desde que se conocieron hace bastante, el primero siempre soñó compartir con la protagonista de una de sus película más afamadas, “Kill Bill”.

Unida sentimentalmente al también intérprete Ethan Hawke, Uma fue musa del genio del “séptimo arte” desde el principio de conocerse aunque, tras la ruptura con su segundo marido (el primero fue Gary Olman), fue a caer en los brazos del millonario Arpad Busson con el que, antes del recién celebrado Festival de Cannes, rompió. Entretanto, Tarantino hizo lo que tuvo que hacer y estuvo, entre otras, con una tal Didem Erol (la cual, si no fuera por Wikipedia, pocos conoceríamos). Sin embargo, en su cabeza –y en su corazón-, no dejó de guardar un lugar destacado para quien, al final, ha terminado cayendo en sus brazos.

Claro que no es el único caso en el que se dan estas circunstancias puesto que no sé si sabrán pero Penélope Cruz y Javier Bardem coincidieron en el rodaje de “Jamón, jamón” siendo unos adolescentes y pusieron entonces unos sólidos cimientos sobre los que, mucho más tarde (habiendo ya tenido ella novios tan populares como Nacho Cano, Tom Cruise o Matthew McConaughey), construyeron esa idílica pareja –blindada cara a los medios- que forman en la actualidad. O Judith Mascó, la modelo, que se cansó de dar con chicos-guapos-que-no-aportan-demasiado para abrirle las puertas de su corazón a ese que, desde adolescentes, había estado mirándola, admirándola en silencio y esperando con deseo para hacerle lo feliz que, según ella suele declarar, hoy es.

Tal vez el secreto, como decía esta semana la película “Tengo ganas de ti” –que Antena 3 emitió con Mario Casas, María Valverde y Clara Lago como protagonistas-, esté en “fijarse bien… avanzar, mirar más cerca, más… Tan cerca que lo borroso se vuelve nítido, se vuelve claro. Luego solo hay que dejar que las cosas ocurran”. Espera, pues, que todo pasa… y todo llega.

(Visited 121 times, 1 visits today)

Leave a Reply