Enamorados del bronceado saludable

Broncearse está lleno de ventajas y, en este sentido SOLÉ, una de las cadenas más importantes de bronceado de España, es líder tanto por su tecnología como por un equipo atento a las necesidades de cada cliente

¿Cuándo debemos empezar a broncearnos? ¿Cómo hacerlo? ¿Qué opciones tenemos? Yolanda Sánchez, propietaria de SOLÉ, Centros de Bronceado, tiene todas las respuestas. Empezó hace 21 años en Barcelona con una de las cadenas más importantes de bronceado en España hasta que en 2010 decidió poner en marcha aquí su propio negocio: SOLÉ, La fábrica del Sol. Con tres centros en Sevilla (Dos Hermanas, Aljarafe y Los Arcos) y dos en Madrid (Las Rozas y Móstoles), estos profesionales se dedican en exclusiva a ofrecer una atención personalizada para una clientela que, solo en sus establecimientos sevillanos, ha superado las diez mil personas. Además, cuentan con la última tecnología en tubos trifásicos, con un 80% más de UVA. Los tubos Oxytan combinan uva, colágeno y vitaminas, favoreciendo un bronceado más responsable. A través de la fotoestimulación, estos tubos activan la creación del colágeno de nuestra propia piel. Los resultados se notan en pocas sesiones por lo que, debido a ello, cada día que pasa somos más fan de la luz roja.
-¿Cuál es el error más frecuente a la hora de broncearnos?
-Pues que cuando estamos en pre-Semana Santa, pre-Feria o pre-Comuniones queremos ponernos morenos en tres sesiones. Ése no es el correcto funcionamiento. Primero hay que analizar en el centro el fototipo de piel y, a partir de ahí, te indicaremos el protocolo adecuado, haciendo muy pocos minutos de forma continuada. Es la manera para activar la melanina que, durante el año, ha estado dormida. Poco a poco, a medida que cojas color aumentaremos la exposición progresivamente.
-Hay un límite que hace que, sobre todo en invierno, hace que choquen algunos morenos…
-Es que eso es antiestético. Se trata de estar saludable, que piensen que estamos guapos sin saber qué nos hemos hecho. Por eso es esencial lo que antes decía y, luego, el equilibrio que corre de nuestra parte porque uno nunca se ve suficientemente bronceado y cada vez se quiere más, algo que deteriora la piel y la imagen.
-Entonces, cara a la primavera, ¿cuándo debemos empezar con los tratamientos?
-Ahora en enero. Es la fecha ideal. Aparte tenemos complementos como cremas que favorecen el bronceado o colágeno que tenemos en monodosis que siguen haciendo efecto hasta después de los rayos UVA. Eso ayuda a tener un brillo especial y muy natural en la piel.
-¿Los hombres se broncean distinto a las chicas?
-En absoluto, nuestro publico masculino al igual que el femenino hace mismo recorrido de cabinas y se aplican los productos correspondientes para el cuidado de su piel.
-¿Todas vuestras máquinas se usan indistintamente?
-Sí. Es un tour. Tienen las mismas lámparas, pero cada una tiene prestaciones que cubren las carencias de la otra. Con una sola tendrías un bronceado más artificial. Es como ir a la playa y sentarte siempre en el mismo sitio y a la misma hora.
-¿Existe una edad recomendada para empezar en este mundo?
-La mínima recomendada son 18 años, pero máxima no hay. Tenemos clientes de más de 80 años que acuden a nosotros por reúmas, psoriasis, fibromialgia y otras patologías de la salud que, gracias a nosotros, mejoran en invierno (especialmente aquí en Sevilla, donde hay un frío más húmedo).

(Visited 54 times, 1 visits today)

Leave a Reply