El sueño flamenco de Verónica Forqué

La actriz protagoniza la portada de nuestra revista, “Sevilla Magazine”, que se lanzará este domingo junto a El Correo de Andalucía

por Ricardo Castillejo

DSC_0358El sueño de su vida, según le confesaba a su padre de pequeña, era ser sevillana… y enfermera. Así que, cuando Verónica Forqué recibió la llamada del equipo de “Sevilla Magazine”, se mostró encantada con la posibilidad de hacer realidad uno de esos deseos que, desde siempre, había tenido: convertirse en una andaluza de excepción vestida con cinco modelos de firmas tan destacadas como Atelier Rima (cuyo modelo rojo será portada de la publicación), Aurora Gaviño, Carmen Acedo, Yolanda Rivas y Aires de Feria. En un editorial realizado en el Parador de Carmona, la actriz posó para nuestra fotógrafa, La pètite chambré, maquillada y peinada por Javier Mascareña durante una jornada en la que tuvimos oportunidad de conocerla mucho más de cerca (para seguir convenciéndonos del gran ser humano que es).

makingof_veronicaforque2El año pasado tuve depresión y nunca he sentido un sufrimiento mayor. Empecé a tomar antidepresivos. Existe mucho prejuicio ante esa medicación cuando no lo hay ante otras cosas. Un día me di cuenta de por qué estaba deprimida y eso me asustó porque noté que tenía que cambiar mi vida. Cuando pasas muchos años con alguien y ves que tienes que ir en otra dirección eso da miedo. Lo que no hice nunca es dejar de ir al trabajo”. Separada de la que ha sido su pareja más de 30 años, Manuel Iborra, la actriz ha comenzado una nueva etapa en la que se ha volcado en su función, “Buena gente”, en el madrileño Teatro Rialto, y en la serie, “La que se avecina”, donde interpreta el papel de la alcaldesa de la producción.

Muy interesada en las cuestiones políticas, la intérprete no tiene problema, en la extensa entrevista concedida, en reflexionar sobre el momento actual. “Es lo que nos transforma. Estamos en una etapa muy mala. Desconfiamos con mucha razón pero no olvidemos que los políticos son un reflejo nuestro. Están ahí porque nosotros los ponemos pero son como nosotros y tenemos el derecho de no votarlos más si no nos apetece. Hay corruptos porque hay mucha gente corrupta. Debemos mirarnos a nosotros mismos y pensar: “¿Lo que yo hago está bien hecho?”. La democracia es una suerte”.

Además, Edurne, Nieves Álvarez o David Meca compondrán este suplemento visto bajo el filtro de la óptica social de nuestra ciudad.

makingof_veronicaforque3

(Visited 127 times, 1 visits today)

Leave a Reply