El punto de no retorno

 

No sé ya el tiempo que hace que todos, todos, todos pero que todos los días desayuno, almuerzo y ceno con noticias de Paula Echevarría y David Bustamante. En las portadas de las revistas, en los confidenciales, en twitter, en Instagram… Mire donde mire, vaya donde vaya, aparece uno de los dos (o los dos) a propósito del cumpleaños de uno u otro, de que si la niña empieza el colegio, de que si hace la comunión, del último “post” de la “influencer”, del último concierto suspendido del cantante… Y, sobre todo y por encima de todo, de si están juntos o se han separado. Está claro que cuando nos da por algo nos da fuerte. Y a esta pareja los están exprimiendo hasta el punto del cólico nefrítico de informaciones suyas.

Lo que a mí me queda duda es si a ellos realmente le gusta o no esto de estar en el punto de mira de todo el mundo porque lo mismo -y es solo una reflexión-, si afrontaran las cosas con más naturalidad no generarían tanto interés. Es decir, si en vez de decir que no saben en qué punto están de su relación -dando lugar a todo tipo de elucubraciones-, hablaran claro y compartieran públicamente su situación, quizás la prensa no les prestaría tanta atención.

Sé que ahora vendrá, por parte de algunos, el “tienen derecho a su intimidad”. Cierto. Pero es que hay puertas que cuando las abres y entras por ellas, llevan a un camino de difícil regreso. Ese punto de no retorno en el que Paula y David se encuentran.

 

(Visited 140 times, 1 visits today)

Una respuesta

  1. Quijano

Déjanos tu opinión