El espectáculo perfecto

 

 

Esta semana ha llegado a Sevilla “El Circo del Sol” con su montaje, “Tótem”. Un “show”, se mire por donde se mire, perfecto. Hasta en su imperfección porque, tratándose de una puesta en escena que gira en torno a las habilidades físicas del ser humano, es lógico que se cometan algunos pequeñísimos fallos que, obviamente, en un océano de tantos aciertos, no solo son perdonables sino, más allá, hasta necesarios para que seamos conscientes de que tenemos frente a nosotros a personas y no a robots.

Bajo la carpa, desde la contorsionista a los trapecistas, pasando por los clowns o el personal técnico, todo forma parte de un engranaje en el que cada uno sabe lo que tiene que hacer, cuándo lo tiene que hacer y por qué dentro de un ambiente que se percibe relajado y agradable. Y así las caras del público no pueden ser otras que de sorpresa y, sobre todo, de felicidad. Rostros como los de Carmina Barrios, la madre de Paco León, Cristina Hoyos, Juan y Medio o Los del Río, presentes en el estreno del jueves y encantados, como el resto de asistentes, por poder disfrutar de un montaje que, sin duda, merece la pena conocer.

Al final, como defensor de la magia que me considero, propuestas así se convierten en un balón de oxígeno dentro del que poder respirar otros aires menos contaminados que los que invaden nuestro espacio. Cierto es que las entradas no son las más económicas pero debemos interiorizar que la calidad hay que pagarla. Como dice el refrán, “lo barato, sale caro”.

 

 

(Visited 45 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión