El amarillo ilumina el Salón de las flamencas

 

Comienzan a perfilarse las tendencias de esta temporada en la moda flamenca donde, a nivel de colores, es el amarillo (y gama de los tonos tierra) el que va ganando terreno

 por Ricardo Castillejo

Ni los rojos, ni los negros, ni los blancos. El amarillo. Ese color que es difícil que favorezca (ya depende de la tonalidad concreta y de la mujer), es el que está ganando la partida este año en el Salón Internacional de la Moda Flamenca. Lo utilizó, y mucho, el cordobés Andrew Pocrid por la mañana dentro de una colección, moderna, urbana y glamourosa en la que no faltaron las lentejuelas y reflejos de brillo hasta en los flecos (en algunos patrones por todo el cuerpo). Con él, un aire disco ochentero impregnó el ambiente teniendo como uno de los motivos principales los corales tanto en colores, como en motivos en sus vestidos, como en los complementos. Antes, Adelina Infante apostó por los canasteros con mucho vuelo (entre los que no faltaron los amarillo vainilla), y Sonibel dedicó su primera puesta en escena del día (luego volverían) a las chicas “curvy”. Y para terminar la mañana, Yolanda Rivas homenajeó a la película “Cabaret” con guiños como telas cruzadas en la parte frontal del cuerpo o impactantes conjuntos de lentejuelas todo ornamentado con los bellos complementos de MM Garrido que, acompañando el pase, realizó un despliegue de plumas, flores doradas, turbantes, diademas con monedas o de latón con terciopelo realmente meritorias.

Diseño de Andrew Pocrid.

 

“Cabaret” de Yolanda Rivas. Fotos: Iván Alcázar

 

Por la tarde Sara de Benítez arrancó la segunda parte de esta jornada maratoniana del sábado “A su aire”, título de una línea que transmitía la misma positividad, alegría y buen rollo que su creadora, responsable de presentar a una mujer sexy en escotes y siluetas pero, a la vez, sin perder delicadeza y sensibilidad en torno a los azules bebé, rosas y, cómo no, amarillos. Preciosos encajes superpuestos que cubrían todo el cuerpo menos un lateral o blusas también de encaje con vaqueros rotos fueron solo algunos de sus muchos aciertos. De seguido, los profesionales de la asociación Mof&Art compartieron un tiempo dividido en tres partes (lunares, blancos, rojos y negros y batas de cola) que dejaron constancia del excelente oficio de socias como Pilar Vera, Carmen Acedo, Ángeles Espinar, Melisa Lozano o Pol Núñez.

“A mi aire” la colección de Sara de Benítez.

Carmen Vega utilizó tanto estampados florales como lunares de galleta para escotes redondos en propuestas muy cañís y con otras de las dos tendencias de este año: el regreso con fuerza de los mantoncillos y los lunares de “galleta” (gigantes). A continuación, Loli Vera desarrolló con maestría un guiño al baile y a la danza con talles más altos (para facilitar el movimiento), vuelos y mangas largas. Impecable en sus terminaciones, esta veterana en estas lides tiró de los encajes y las transparencias para cubrir espalda y pecho.

Moda flamenca inspirada en la danza por Loli Vera.

Regresando Sonibel a la pasarela, esta vez con tallaje normal, también las dos responsables de esta firma sedujeron al público con los amarillos (entre otros colores, claro está) en patrones de escotes no muy pronunciados y con mangas largas y con volantes sencillos en los puños. Un concepto más tradicional como el de Paco Molina, otro nombre que rescató los mantoncillos para unos conjuntos en los que se alternaron tejidos lisos con, sobre todo, otros de flores y lunares.

En el cierre, Pilar Rubio tituló “En un rincón de mi alma” a su repaso por películas que han marcado su vida y que la de Dos Hermanas plasmó en coloridos estampados, drapeados muy elaborados, bajos con tonalidades fuertes que contrastaban con el resto del vestido, asimetrías y escotes delanteros muy pronunciados. Mangas con volantes de capote también estuvieron presentes en un trabajo que culminó recordando a Sara Montiel en “El último cuplé” a través de chantillys, tules y plumettis con una base en crudos.

Aparte, a las 18.00 horas en el Espacio Ego (otra zona de expositores), Lourdes Montes y Rocío Terry se enorgullecieron del recién nacido sello MiAbril, bajo el que la esposa de Fran Rivera y su socia presentaron tres piezas entre las que estaba el primer traje de gitana que se hace con una tela nacida de materiales reciclados (especialmente, botellas de plástico). Está claro que por inventar, que no quede.

 

 

Lo mejor

La rapidez del equipo de peluquería de Paco Cerrato en los constantes cambios de “look”

 

Lo peor

La rigidez de la seguridad en el backstage para permitir los accesos. “La ley está hecha para el hombre”, y no al revés

 

Andrew Pocrid “Seaduction” – Fotos: Iván Alcázar

 

Yolanda Rivas y MM Garrido Complementos “Money” – Fotos: Iván Alcázar

 

Sara de Benítez “A mi aire” – Fotos: Iván Alcázar

 

Loli Vera  “Moda flamenca con danza” – Fotos: Iván Alcázar

Mof & Art Asociación Desfile Colectivo “Piel Flamenca” – Fotos: Iván Alcázar

 

Sonibel y Chocolate “Candela Viva”-  Fotos: Iván Alcázar

 

Pilar Rubio “En un rincón de mi alma”-  Fotos: Iván Alcázar

(Visited 213 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión