DMontoya: “La música me provoca unas sensaciones que el fútbol, no”


Jugó, como futbolista, con el Sevilla y el Betis y, a sus 25 años, D Montoya, hijo de Juan Carlos Montoya, presenta su single “Vaya tela con la Manuela”, con el que pretende abrirse un hueco en el mundo del flamenco

Por Pepe Zarza

Es de Utrera, amigo de María Teresa Campos, y posee el apellido de una importante saga musical, pero lleva en esto solo cuatro años. Antes era futbolista y decidió dejar el deporte para cantar, algo que verdaderamente le llena. Sin embargo, sus comienzos no fueron como José Carlos Montoya, su auténtico nombre, esperaba. Aunque su primera compañía lo ayudó, no le dieron el estilo que le corre por las venas y que ahora, después de varios años de esfuerzo y un cambio de discográfica, puede hacer sonar con su voz allá donde va: el flamenco. 

-Tu estilo… ¿Cómo lo defines?

-La familia Montoya tenemos un estilo más o menos fijo, con gracia siempre. Es muy importante transmitir la alegría y el disfrute al público. Si no eres capaz de hacerlo, es difícil seguir aquí…

-Pero, en tu caso, has evolucionado…

-Empecé con el fútbol y después pasé a la música. Fue todo muy intenso. Al principio me cogió una compañía y me hizo algo diferente a lo que siento, que es el flamenco. Estaré agradecido siempre a los que apostaron por mí, pues gracias a ellos te das a conocer, pero es verdad que donde yo me siento a gusto es en este registro. El flamenco es lo que me corre por las venas de mi familia.

-En tu camino, ¿te has encontrado más baches o ayudas?

-Mucha ayuda. Tengo agradecer el apoyo mediático porque, de verte «solo» con un estilo diferente al tuyo, a empezar por mi cuenta con mi padre haciendo estos temitas y mandarlos de forma anónima… Recibimos hasta el apoyo de María Teresa Campos, que nos llevó a su programa para hacer un especial de los Montoya. Con promoción es un poco más fácil salir y, hoy por hoy, DMontoya está caminando con Ocean Music.

La trayectoria de María Teresa Campos no se puede olvidar en dos días. Antes de todo está la salud, la tele quema mucho y la salud no perdona. A veces tiene uno que resguardarse y dejar el camino. Ella ya lo ha demostrado todo”

-Con “La” Campos tienes una relación estrecha, ¿verdad?

-Sí, hemos hablado mucho. Todo surgió a raíz de los Premios Antenas de Oro, a los que fui cuando empecé. Allí estaban todos con las alcachofas y, como no me ubicaba con el género que me habían dado, dije: «Voy a sacar aquí un vozarrón como mi tío Enrique», y cogí el micro de «Qué tiempo tan feliz» y dije que se lo dedicaba a María Teresa. Hice «Señorita», de mi abuelo, todos se asustaron y me miraron (risas). Eso llegó a sus oídos y, una vez que fuimos a «Sálvame» a presentar el tema de «Conchita la chica pija», conocimos a su mano derecha y nos llevó al programa. 

-Parece que no está ella en un buen momento…

-La trayectoria de María Teresa Campos no se puede olvidar en dos días. Es verdad que esto de la televisión es así, pero seguramente, si tiene fuerzas, volverá. Antes de todo está la salud, la tele quema mucho y la salud no perdona. A veces tiene uno que resguardarse y dejar el camino. Ella ya lo ha demostrado todo. 

-¿Qué tal es tu relación con las fans?

-Fantástica. Tenemos un grupo en Instagram por donde hablamos mucho. Con las redes sociales a veces se olvidan a los seguidores, pero hay que tener contacto y, tarde o temprano, hay que contestarles. A algunas las invito a los conciertos, les paso anuncios para que los compartan, hacemos quedadas cuando salgo de Sevilla…

-Se ve que eres muy presumido, ¿te cuidas mucho?

-Qué va, solo en lo del gimnasio… (risas). Siempre he sido deportista, empecé a jugar al fútbol a los seis años y siempre he estado ligado a ese mundo. Lo dejé por temas musicales, porque hay que mirar qué es lo que más compensa y dónde se puede tener más proyección. También es porque me gusta más, me he dado cuenta de que la música me provoca unas sensaciones que el fútbol, no. 

-¿Qué da más dinero el fútbol o la música?

-No pienso mucho en eso. En el fútbol he llegado a jugar tanto en el Sevilla como en el Betis y he tenido mi dinero… Pero hacerse rico en la música es difícil y más, empezando. De hecho, es complicado vivir enteramente de ello. Sería un sueño, aunque para mí el objetivo no es ganar dinero sino darme a conocer, seguir sumando, haciendo relaciones, actuando y transmitiendo el arte que llevo dentro. Hago mis cosas, son remuneradas, pero tampoco me puedo comprar un Ferrari.

A la mujer le respeto de forma brutal. Han hecho mucho y aún tienen que conseguir más. Es igual que el hombre y no tengo reparos en defenderla al máximo. Sin la mujer, nosotros no existiríamos”

-Tu “rollo” romántico no es, ¿eso es porque no tienes pareja?

-(Risas). No, no, pareja ahora mismo no tengo.

– Pero ligarás mucho…

-Claro, no te puedo mentir. Es gracias también a las fotos que te hacen, la tele… Es una «ventajilla» aunque, de momento, no tengo pareja. Este es un camino en el que tienes que estar muy centrado, hay que salir mucho y a una pareja se le tiene que dedicar tiempo… Todos los principios son buenos, pero luego no entienden que esto es muy improvisado y hoy estás aquí y mañana, allí. 

-¿Crees que podría perjudicarte decirlo, si tuvieras pareja?

-No creo. Es verdad que hoy el artista quiere gustar y tener cada vez más seguidores que le tengan aprecio y cariño. Hay varias opiniones sobre el tema de las parejas, porque si encuentras a alguien que te aporte y creáis buena armonía, estaría estupendo. Pero tiene que respetar que tú debes dar cariño a la gente y dejar que te abracen y te besen. Si eso no lo acepta, se convierte en una desventaja. 

-Tal y como está hoy el feminismo, ¿haces algo para que no te llamen machista?

-A la mujer le respeto de forma brutal. Han hecho mucho y aún tienen que conseguir más. Es igual que el hombre y no tengo reparos en defenderla al máximo. Sin la mujer, nosotros no existiríamos.

(Visited 114 times, 1 visits today)

Leave a Reply