Charo Reina: “El amor de mi vida no ha sido ninguno de mis dos maridos”

‘Loca, gamberra y canalla’ marca una nueva etapa musical para esta mujer que, con su próximo disco, celebra tres décadas como cantante

por Ricardo Castillejo

Charo Reina. La sobrina de Juanita Reina. La actriz, la cantante. La madre. La amante. Una mujer con una personalidad desbordante que vuelve a “Sevilla Magazine” en un momento difícil para ella pues, recientemente, ha perdido a su querida madre, a la que se dedicó durante un año en cuerpo y alma. A sus 58 “primaveras”, a nuestra paisana le sobran ilusiones por la vida, aunque el corazón, a nivel amoroso, lo tenga bastante cerrado. Todo sea que aparezca su “príncipe azul” mientras ella aprovecha para hacer balance de su larga y exitosa trayectoria.

-Son tres décadas de trayectoria (musical)… ¿Tienes la “espinita” de que podías haber hecho más cosas?

-Por supuesto que siempre se puede hacer algo más, pero yo no me quejo nunca de las oportunidades que me han dado. Creo que la suerte no existe, lo que existe es el trabajo y la lucha diaria, el convencimiento de lo que haces y la satisfacción de lo que has hecho. A todo el mundo que empieza le comento que esto es una carrera de fondo, que nunca se pongan metas porque siempre lo mejor está por llegar y que, como decía mi tía Juana, sobre todo, hay que ser humilde porque las estrellas están en el cielo y una caída desde ahí, duele mucho. Esto no es algo de dos días y, por eso, me da mucho miedo cuando en esos concursos de la tele en un momento te quieren hacer una figura cuando lo único que hacen es crear juguetes rotos.

-¿Zancadillas te han puesto?

-Hombre claro, si yo te contara… Aunque todo el que pone una zancadilla, termina enredándose en su propia pierna y lo he comprobado. El tiempo pone a cada uno en su sitio.

-Echando la vista atrás, en su momento fue definitiva para ti ‘La Tacones’…

-Aprendí a mover la cola de la bata en locales de transformistas. Me he tirado noches y noches viendo a los grandes que, en la época, estaban aquí en Sevilla. Desde la Esmeralda, a Triana, Soraya o Pili Sevilla.

-Personas, como tú, muy apasionadas… ¿Has sufrido mucho por amor?

-Cuando amas profundamente debes saber soltar el lastre como me pasó a mí. El amor de mi vida no ha sido ninguno de mis dos maridos. Se llamaba Pablo y estuvimos 5 años juntos, pero lo dejé ir, lo solté por amor, porque él era mucho más joven. Cuando estuve 39 días en la selva pude pensar muchas cosas y decía: “Con lo lindo y lo bueno que es, soy un lastre para él. Cuando quiera tener hijos, no se los voy a poder dar, cuando siga siendo guapo y divino, yo estaré cada vez más caduca… a lo mejor es el momento de que vuele y busque mejores rumbos porque yo no lo voy a saber hacer feliz”.

-¿Consideras que has tenido suerte en el amor?

-Sí. No en mis matrimonios porque, aunque el primero fue un gran hombre, el segundo fue una gran rata y pasé un verdadero martirio. Pero con Pablo fui muy feliz y me sentí muy amada.

-¿Y a día de hoy?

-No, no, no. A día de hoy nada (risas). Mi puerta está cerrada y es muy difícil que la abra. Cuando llevas mucho sola te haces egoísta. Tengo una habitación de vestidor y ahí ya no cabe nada más, ni una camisa. Siempre quieren traer el cepillo de dientes y se me hace muy raro dos cepillos en un vaso. Aunque es verdad que eso es algo que aparece de pronto y es un sentimiento que no se puede controlar. Pero procuraré que no pase porque estoy muy a gusto.

La artista vestida por Misura Costura

-Si hay una figura definitiva para que hoy te podamos disfrutar como cantante es Juanita Reina…

-Mi maestra, no solamente en la música, sino en la vida. No había un ser más bueno que ella y ojalá algún día le llegue al tobillo, sobre todo, como persona. El próximo 19 de marzo hará 20 años que se fue y, ahora, la oigo y la veo con mucha alegría. Tengo fotos y recuerdos tan maravillosos de ella, pero nada comparable con los instantes vividos, con sus palabras, sus ratos de charla, sus besos, sus caricias, el hablarme con esa dulzura…

-De todos los consejos que te dio, ¿cuál es el que más te ha calado?

-Que tuviera muy presente que, antes de artista, tenía que ser humilde, que no dejase de soñar y de volar, pero con los pies en el suelo. También que no intentase parecerme a ella, que tuviese personalidad y fuese yo misma.

-¿Qué pensaría al verte cantar ‘Loca, gamberra y canalla’?

-Le encantaría. Nadie sabe que mi tía era también un poco ‘canallita’. Había que descubrirla en ‘petit comité’.

-¿Eres más loca, gamberra o canalla?

-Las tres (risas). Y hay veces que hasta las tres en exceso. Aunque sí que soy un poco más gamberra y canalla que loca.

rpt

 

 

(Visited 161 times, 1 visits today)

Leave a Reply