Carmen Conesa: “Todas las mujeres tenemos una Marilyn y una Morticia dentro”

 

La actriz, que protagoniza “La familia Addams” en el teatro Cartuja Center hasta el 20 de mayo, nos desvela todos los secretos para recrear a su personaje, la mundialmente conocida Morticia Addams

 

por Ricardo Castillejo

 

Cuando a un actor le ilusiona un papel, se le nota a leguas. Y eso mismo le pasa con Morticia Addams a Carmen Conesa, intérprete de raza que, en España, ha sido testigo, y protagonista, de muchos momentos históricos relacionados, sobre todo, con la televisión. Ahí protagonizó, a principios de los 90, “Las chicas de hoy en día”, serie que, cuando solo existían dos cadenas, le dio una gran popularidad nacional y desde la que no ha parado de enlazar un proyecto tras otro. Entre la “pequeña pantalla” y el cine, pasando, cómo no, por el teatro, esta catalana nacida en Barcelona ha ido labrando una sólida trayectoria a la que ahora incorpora “La familia Addams”, musical que le está dando muchas satisfacciones y que le está permitiendo, entre otras cosas, explorar su lado más sexy…

Photo: Lighuen Desanto

-Después de tantos personajes, Morticia Addams supone un punto de inflexión, ¿verdad?

-Completamente. Es un icono de la cultura mundial, tanto del comic como de la película y la serie, y un referente muy claro. Por otro lado, está la diversidad de matices que tiene y lo complicado que es moverla pero, en cualquier caso, es una aventura fascinante.

-¿Has podido poner algo tuyo en su recreación?

-Hombre, hay muchas imágenes suyas ya muy fijas pero el director de la función, cuando me ofreció el personaje, sabía que le incorporaría esa parte mía con humor negro muy sarcástico, mordaz, disciplina alemana pero sexy.

-Una de las bases sobre las que se asienta esta función es el mundo de “siniestrismo”, la muerte… ¿Sirve su moraleja para que no nos la tomemos demasiado en serio?

-Sí. Ellos usan la muerte, los cementerios, lo tétrico como material para divertirse y quitarle importancia (o dársela pero de una forma lúdica). Les encanta vestirse de negro, maquillarse de blanco, tener los ancestros en casa, comer vísceras… Para nosotros todos estos temas son como un tabú. Todo lo contrario que para los Addams, que piensan que la vida es una pocilga y que menos mal que te espera el ataúd.

 

-Y por si fuera poco, para que sea una mezcla explosiva total, a eso le añadimos el componente sexual de Morticia…

-¡Cierto! Es una vampiresa a la antigua usanza y, como dice Gómez, muy diestra en los juegos sexuales…

-¿Te sientes cómoda enseñando pierna y escote?

-(Risas) Bueno, voy muy producida, ¿eh? Llevo un corsé y de todo dentro para que parezca como un dibujo animado, pero te confieso que me encanta. Alguna vez me han gritado desde el patio de butacas: “¡Vivan tus piernas, Conesa!”. Es fantástico, con mi edad, poder aún hacerlo…

-Se te ve tanto pecho que no se sabe si es o no de verdad…

-Es que uso un wonderbra cruzado detrás que lo pone como dos flanes y yo, además, me lo maquillo pero no es falso, es mío, mío… (risas).

-¿Qué tal te llevas con ella?

-Muy bien. Pienso que todas las mujeres tenemos una Marilyn y una Morticia dentro, una niña inocente y una mujer potente.

-Es decir que, el día que le tengas que decir adiós, te dará mucha pena…

-Será muy triste porque lo he creado con toda la compañía. Me encantaría poder bajar el telón el último día de manos de Xavi [Gómez] y el resto, aunque aún nos queda mucho camino de gira por delante.

 

Photo: Lighuen Desanto

-Has tocado todos los palos y has vivido desde que solo había una “tele” en nuestro país… ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

-No. Hay que ser conscientes de la evolución de la técnica y del ser humano y de la cultura. En nuestra época primera -en la que había una sevillana, Diana Peñalver, cuando casi inauguramos el UHF con “Las chicas de hoy en día”-, teníamos once millones de espectadoras. Ahora lo máximo son dos o tres… Imagínate… Sea como sea, en relación a las redes sociales y todo eso yo sí creo que terminará imponiéndose de nuevo el directo, el teatro, los conciertos…

-Entonces no eres “chica de hoy en día”…

-(Risas) No… Es más, estoy pensando en quitarme hasta el whatsapp…

-En lo que no hay duda es en que se te quiere mucho y en que eres muy popular sin haber pasado nunca el límite de que tu vida privada se conozca (en una época, la actual, donde muchos tienen que hacerlo para estar en primera línea)…

-Es una combinación de cuidar tu carrera y que tengas suerte que te ofrezcan personajes que no te obliguen a tirar de esa parcela personal para estar en activo. Yo he podido estar más o menos ahí sin tener que vender mi intimidad. Lo mismo tampoco he interesado excesivamente y, aunque sí que me ofrecieron hacer un “Interviú”, por decirte algo, siempre dije que no. He consideraron más importante que me valoraran por mi trabajo.

(Visited 80 times, 2 visits today)

Déjanos tu opinión