Carmen Acedo: “Un buen traje de gitana debe ser una segunda piel”

 

 

La veterana diseñadora de moda cumple más de 20 años en la industria sin perder esa esencia flamenca tan característica de sus inicios.

 

por Iván Alcázar

 

Sus clientas lo tienen muy claro: en un traje firmado por Carmen Acedo destaca su minuciosa artesanía y en él se perciben las manos que hay detrás de cada puntada. Desde los 13 años está involucrada, de una u otra forma, en el mundo de la costura, pero fue cuando regresó a Sevilla, después de una temporada fuera de su ciudad, cuando decidió embarcarse en su propia firma y hacer, por fin, lo que más le llenaba. Así nos lo cuenta nuestra entrevistada, quien este pasado mes de enero presentó su colección de 2018 bajo el título ‘Caléndula’, haciendo con él referencia a la cantidad de flores que encontramos en los estampados de los modelos que desfilaron sobre la pasarela de ‘We love flamenco’ en el hotel Alfonso XIII.

-¿Cuál es el patrón que más va a verse  por El Real?

-En cuanto a color, creo que el rojo. Es cierto que lleva ya unos años siendo tendencia pero esta temporada, por lo menos en nuestra firma, se han hecho una cantidad impresionante en esta tonalidad.

 -¿Qué debe tener un buen traje de gitana para lucirlo en la Feria?

-Es muy sencillo: tiene que ser una segunda piel de quien lo lleve y debe ir perfectamente ajustado a su cuerpo. Es sin duda una de las prendas que más favorecen la silueta de la mujer. Muchas clientas, al probarse, me dicen: “Mira, es que me gustaría ir así todos los días, no solo para la Feria” (risas) Pero para que sea algo de calidad debe tener muchísimo trabajo y dedicación detrás. Es muy complicado de conseguir, por lo menos tal y como yo lo hago. Son muy difíciles y laboriosos ya que tienen muchos detalles en la confección, un movimiento muy característico…

-¿Cuál piensas que te define como diseñadora?

-Sin duda, el canastero. Todo el mundo me identifica con ese estilo. Cuando alguien va en busca suya, me acaba encontrando.

-¿Podríamos afirmar entonces que tienes el mejor canastero de Sevilla?

-No, hombre… (risas) Eso no sabría respondértelo, ya que hay aquí muy buenos profesionales con unos vestidos maravillosos.

-Aunque hablemos de una moda muy local… ¿es extrapolable al diseño en general?

-Por supuesto. Solo hay que fijarse en la clara inspiración que encontramos en grandes firmas, tanto nacionales como internacionales, con elementos, por ejemplo, como el volante.

-Por cierto, ¿cómo ha sido tu experiencia en el certamen ‘We love flamenco’ estos últimos años?

-Estupenda, la verdad. Sin duda este tipo de pasarelas son un escaparate genial para mostrarle a tus posibles clientas todo lo que has estado preparando durante el año. Sin ésta, o cualquier otro tipo de publicidad -al igual que la presencia en redes sociales-, sería complicado. En los tiempos que corren todo ello es fundamental.

-Gracias a la revista “Sevilla Magazine” has tenido la oportunidad de que muchos rostros conocidos luzcan ropa tuya… ¿Con cuál te quedas?

-No puedo quedarme solo con una persona porque todas han llevado nuestros trajes de manera espectacular, pero en enero Ana Obregón se puso uno de nuestros diseños y estaba radiante. Me hizo especial ilusión.

-¿Sientes algún tipo de competencia entre los diseñadores del sector?

-Personalmente yo no tengo problema con ningún otro. Cada uno lleva su línea y tiene su clientela. No pienso que esto sea una competición.

 

 

 

(Visited 182 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión