Carlos Donoso: “Solo me cierro al reguetón. Lo he intentado, pero no me siento cómodo”

El que han definido como “la nueva promesa del pop” nos presenta “Es mi momento”, una reivindicación de alegría y disfrute ante la crítica y la hipocresía que nos rodea.

Por Pepe Zarza

Lleva su pasión por la música dentro desde que tenía tan solo 9 años y comenzó sus estudios artísticos. A los 14 se subió a un escenario por primera vez, comenzó a cantar en orquestas y sacó dos discos. Sin embargo, es ahora, con su tercer álbum y un equipo discográfico detrás, cuando ve más cerca su sueño de hacerse con un hueco importante en el mundo musical. Está recorriendo un camino costoso en el que, hasta llegar al lanzamiento del single “Es mi momento”, ha colaborado con figuras como David Summers y Paula Rojo, siempre intentando transmitir positividad y alegría.

-¿Por qué dirías que ahora es «Tu momento»?

-Porque hay que tener fe, ser positivos y, tras dos años, ya es hora de que sea el momento de lanzarme a grandes escenarios para que mi música llegue a más público.

-¿Cuál es tu meta?

-He estado en muchos festivales de Los 40 o el Coca Cola Music Experience y es un subidón tocar ante tanta gente, pero molaría poder decir que lo he llenado yo solo. Quiero llegar a palacios de deportes. 

-¿Y qué se necesita para conseguir ese sueño?

-Ganas e ilusión, lo primero. Luego, mucho trabajo y esfuerzo. En mi álbum, «Punto y Aparte», lanzo mensajes muy positivos, no como esos que hablan de desamor y de tristeza. Quiero que nos olvidemos de los problemas del mundo y que, con lo que hago, se disfrute.

Portada de «Es mi momento», el último single de Carlos Donoso

-Te desvinculas de ese pop romántico que predomina… ¿porque no te interesa el amor?

-Tengo un poco de todo. Hay también algunos temas más melódicos, baladas… Pero creo que del amor ya he hablado bastante y quiero alejarme un poco de eso. 

-¿Te ha tratado bien el amor?

-Regular (risas). Me gusta narrar en mis letras lo que he vivido o he visto vivir a otras personas y cuando no hay amor, no se puede contar (aunque siempre está bien enamorarse y desenamorarse para hacer música). 

-¿Crees que estamos en una buena etapa para reivindicar un lugar en la industria?

-Está complicada la cosa, con tantos programas y tantos que salimos de todas partes… Pero quien algo quiere, algo le cuesta. Llevo mucho luchando por esto y siempre hay un huequecito para todos.

-Quizás es más difícil sin venir de un «talent show»…

-Es más complicado. No me he presentado nunca a un programa así, he ido escalando pasito a pasito hasta aquí. Estuve en la selección de Eurovisión en el 2005, quedé casi a las puertas de la final y fue una experiencia bonita porque es una plataforma que te da a conocer y te abre puertas. Las redes sociales, que antes no las teníamos, te ayudan mucho también a llegar a más personas y tener un contacto directo con los seguidores.

-¿Te dan miedo las críticas?

-Si son constructivas, no. Prefiero tenerlas, siempre que sean con respeto y educación, para poder mejorar. Las que no son así hay que ignorarlas… Ahora se mira todo con lupa.

-Cuando hablan de ti como «la gran promesa del pop», ¿cómo te sientes?

-Me gusta que se me conozca por eso. Te da más ánimos para seguir porque ves que confían en ti. 

-¿Te cierras a algún estilo?

-Siempre he cantado de todo, estoy centrado en el pop, pero nunca digo que no a otros estilos. Me cierro solo al reggaetón porque lo he intentado, pero no me siento cómodo. No hay que forzar la situación porque todo el mundo esté haciéndolo. Prefiero hacer un tema con el que pueda llegarle a la gente por lo que transmito que hacer uno para vender más.

-¿Qué es lo que mejor te hace sentir de todo lo que estás viviendo?

-Subirme a un escenario. Ahí das todo lo que llevas trabajando durante meses con tu público, que salta y baila tus canciones. Es lo que más disfrutamos todos los artistas y por lo que luchamos. 

-Ya que estás conociendo este mundo, ¿estás viendo alguna parte negativa de la música?

-Siempre la hay, aunque hay que quedarse con lo bueno e intentar dejar a un lado lo malo.

-¿Como qué?

-Es importante apoyarse entre los cantantes, pero se pisotean unos con otros y no quiero estar en ese grupo. Hay que ayudarse, seamos conocidos o no, pero no se hace. Existe mucha competencia y mucha riña y debería ser todo lo contrario.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Leave a Reply