Belén López: “No creo que nadie se levante por la mañana con la intención de hacer el mal”

Un espectáculo que se convierte en disco es el origen de “Desconcierto”, la nueva aventura profesional de la actriz Belén López, quien presenta dicho álbum con “Mio mio”, en colaboración con Rosario Flores y Vicente Amigo

 

por Ricardo Castillejo

 

Cantar, ha cantado desde siempre -bebiendo de fuentes como Luz Casal, Nina Simone, Mina, Raimundo o La Susi-, aunque sea ahora su presentación oficial con un álbum nacido de una puesta en escena titulada, “Desconcierto”. Una grabación en la que aparecen nombres como los de Rosario Flores, Inma Cuesta, Vicente Amigo o Antonio Carmona y donde podemos disfrutar tanto de la voz de Belén López como de su buen gusto a la hora de interpretar -que para eso es actriz-, el que, de alguna forma es el relato musicado de sus experiencias vitales. Así, la sevillana que dio vida a Isabel Pantoja en la serie “Hoy quiero confesar”, presente en el reparto de muchas producciones televisivas (como “Amar es para siempre” o “Mar de plástico”) y cinematográficas (como “¿Por qué se frotan las patitas?” o “El club de los incomprendidos”), se ha lanzado a una nueva aventura de la que ya ha salido victoriosa.

 

-Hay quien, cuando sabía de esta entrevista, me ha preguntado: “¿Pero ella no es actriz?”…

-Bueno, lo mismo el gran público no sabe que me ha escuchado porque, humildemente, por un milagro le puse voz a Isabel Pantoja. Aparte, he tenido grupos como “Las mala sangre” (con Marta Robles, una de las componentes de Las Migas),… Pero sí, es mi primer disco y partió de un montaje maravilloso dirigido por Miguel del Arco.

-¿Qué sientes ante esta nueva etapa?

-Mucha satisfacción. Y que he “descansao”, porque era algo que me pegaba patadas en el estómago. Tenía necesidad de compartir las armas que me han enseñado a torear lo que me ha pasado. Como el egoísmo, que tiene muy mala fama pero que para mí es importante porque, para tirar para adelante, el caballo debe ir por delante. Si tú te quieres, la vida te quiere más. O la culpa, que nos la han inculcado pero que se quita con responsabilidad. Así aparecieron estos temas, en su mayoría compuestos por Añil Fernández y por mí y en los que me acompañan figuras a las que nunca podré agradecerles tanto cariño.

-¿Te sientes una actriz que canta, una cantante que interpreta…?

-Dejo vía libre para que cada uno decida qué ve. Yo soy actriz, cantante, peluquera… Hago lo que se encarte y a mí me apetezca (risas). Pero cantando mucho mejor, porque me conecto con el universo. De todos modos, esto llega en un momento en el que tengo 48 años y donde me importa muy poco lo que piense la gente. Y eso que el público para mí es lo más respetable del mundo, pero a las cosas hay que darles la importancia justa. Con haber podido ayudar o aliviar a una sola persona, ya me doy por satisfecha.

-¿Este álbum, dentro de tu trayectoria, es una isla?

-Mira, vengo del CAT y allí nos enseñaron a ser artistas integrales. Espero poder seguir componiendo para mí y para los demás.

-¿Piensas que tu voz te representa?

-He dejado de fumar… (risas). Muchas veces he dicho que trabajo por mi cuello y por mi voz, no porque sea buena actriz (risas). Tengo una voz característica que, según sea el personaje -y lo que la cambie-, viene bien. Supongo que lo que transmito es carácter, pero puedo ser una mujer u otra.

-¿Te gusta escucharte?

-Hay que quererse y yo, me quiero. ¿Cómo voy a ser mi propia enemiga? Me miro con cariño y me mimo, puesto que he intentado hacerlo lo mejor que he podido (aunque siempre todo lo que tú imaginas es mejor que lo que queda en la realidad).

-¿Qué te desconcierta?

-La falta de respeto, de humanidad…

-¿Y qué te armoniza?

-Mis amigos, la naturaleza, el ser humano… Soy de las que confían en que somos buenos por naturaleza y víctimas de nuestras circunstancias. No es lo mismo alguien que se haya criado con amor que te haya pegado tu padre o que lo hayas pasado mal. No creo que nadie se levante por la mañana con la intención de hacer el mal.

-¿Uno es arquitecto de su destino?

-Sí. Los chinos, que son muy listos, piensan que “la suerte es el arte de cuidar los detalles” y yo estoy de acuerdo con eso. Si agradeces, con el boomerang lo que te viene es mucho más grande. Pero hay que comprometerse de verdad y ponerle mucho corazón y mucho trabajo.

-Belén, hace unos meses me confesabas que nunca te habían faltado propuestas laborales pero en tu profesión, conforme se cumplen años, las mujeres se quejan de que existen menos oportunidades…

-En lo mío hay un paro muy grande. Es una putada. Y claro que hay falta de papeles para nosotras. Yo no he tenido ese problema porque, además, si no me sale, me lo busco. Como este disco, que está autogestionado. Hay que seguir en la lucha.

-¿No sientes la tiranía de la imagen y de tener que estar siempre perfecta?

-Yo soy muy esteta y, si vas a salir delante de unos espectadores, debes estar lo mejor posible. No entras solo por el oído sino por el olfato, la vista… Pero envejecemos y menos mal que es así…

 

(Visited 189 times, 1 visits today)

Leave a Reply