Araceli Vera: “Si gusto, bien y si no, no importa que dejen de seguirme”

 

Es una de las bloggers más populares de Sevilla y su página y sus redes sociales, “Guapa y con estilo”, aglutinan a cientos de miles de seguidores que podrán verla, a partir del 8 de febrero, en la Fashion Week de Nueva York, el mejor regalo que este año le han traído los Reyes Magos

 

por Ricardo Castillejo

 

Trabajaba como estilista en una agencia de comunicación desde la que, confiando en su buen gusto, su propia jefa la animó para hacerse un blog. Fue el principio de la carrera como Blogger de la madrileña Araceli Vera hace nueve años, fecha desde la que, poco a poco, ha ido ascendiendo tanto en visitas como en seguidores en redes sociales como Instagram, en la que supera los 180.000. Separada y madre de dos hijos, Araceli e Iker -de 23 y 9 años, respectivamente-, esta mujer positiva, apasionada y apasionante, ha encontrado en su profesión una forma de demostrarse a sí misma que vale mucho más de lo que hasta ella misma se imaginaba. Protagonista de la portada del pasado noviembre de “Sevilla Magazine”, su próximo destino será Nueva York porque su carrera sigue ascendiendo… ¡imparable!

-¿Cómo es el día a día de una Blogger?
-Pues la verdad es que somos unas pringadas (risas). No paramos. De lunes a lunes. En las vacaciones te haces fotos… Comiendo… Luego tienes que contestar emails… Pero bueno, nos gusta y nos compensa eso, aunque no sea nada fácil. Es una vida entre comillas. Vivimos para trabajar.
-Es decir, enganchada a las redes…
-Superenganchada… (risas). Todos los días te llegan un montón de mensajes e intentas atender a todo el mundo, aunque a veces sea imposible.

La blogger vestida por Aurora Gaviño.

-¿Cuál es tu relación con esos seguidores?
-Con los vídeos de los “Stories” es más fácil, porque contestas al menos a las preguntas más frecuentes pero sí que, en general, debes tener contacto con ellos porque se identifican contigo y quieren saber de ti. Pueden preguntarte por lo que menos esperas. Hasta por la mampara de un baño o por un mantel (risas)…
-¿Te sientes admirada? ¿Querida?
-Yo siento que la gente me quiere. Antes no tanto porque trabajaba en Carolina Herrera y daba una imagen más pija. Hacía “looks” con caballos o en el jardín y lo mismo podían pensar que era un poco tonta porque, al no haber vídeos, no se sabía de veras cómo eres.
-¿No te da pudor contar tus cosas?
-Hombre, todo, todo no lo cuento pero está claro que el público quiere ver cómo eres tú ante una situación difícil como el que mi madre esté malita y yo comparta eso. Soy como soy. Si gusto, bien y si no, no importa que dejen de seguirme.
-¿Podrías vivir sin Instagram?
-Sí. En alguna ocasión me imagino en otro tipo de ocupación con la que pueda mantener a mi familia, porque son muchos a mi cargo. Publicaría cuando me apeteciera y mandaría al garete todo esto…
-¿Qué es lo más complicado?
-El cómo están las redes sociales. Me ha dado tendinitis de estar 14 horas sin parar. Ahora, por mucho que lo intentes, no encuentras la misma respuesta. No es posible que con 100.000 seguidores tuviera más “likes” que en la actualidad, con 180.000. Los que llevan esto lo han convertido en un negocio y quieren cobrar pero solo sacamos para subsistir y poco más…
-Hay quien critica que vayáis a eventos cobrando…
-¿El del catering cobra? ¿Por qué no vamos a hacerlo nosotras? Si salgo tengo que dejar a mi hijo con una niñera, pasarme una hora y pico buscando el look, gasolina, el rato en el coche… Son tus horas, tu tiempo libre.
-Porque, la moda para ti, ¿qué es?
-Mi forma de vida. Aunque tengo que confesarte que de lo que más soy es de zapatillas y pantalón vaquero.
-¿En casa entienden esto a lo que te dedicas?
-Mi madre, que estaba un poco más alejada del tema, lo está comprendiendo mejor. Ella escuchaba por ahí decir lo bien que vivía su hija y el otro día, tras comprobar en primera persona lo que esto supone, se puso a llorar porque no imaginaba lo que suponía.

Araceli vestida por la firma “No Name”.

-Empezaste con más de 30 años en esto… ¿La edad te ha condicionado?
-No. La moda le interesa a cualquiera. Con tal de que no salgas ordinaria y sepas estar… Ahí, aparte de ser tú, está la base de todo aunque sí tienes que saber lo que va contigo y lo que no.
-¿Te llevas bien con tus compañeras?
-Yo sí, pero las demás no todas me tratan bien. Algunas no me sacan o no me etiquetan en sus fotos grupales, o cogen la foto en la que peor salga… A pesar de eso, siento el cariño de muchas de ellas.
-¿Las blogueras estáis, como en la película de Almodóvar, “al borde de un ataque de nervios”?
-Sí, sí… (Risas). Es mucho estrés y necesitas una personalidad muy fuerte. Es más, si viera que no tiro para adelante, lo dejaría. Veo a chicas y niñas haciéndose fotos en un almuerzo familiar por publicar algo y sin cobrar nada y pienso: “¡Disfruta de la vida!”. No puedes estar condicionada a una red social y yo valoro tanto estar con los míos… Será que como fui madre muy joven, con 16 años, y no he tenido vida…
-¿Ligas por internet?
-No… O no transmito confianza para escribirme, o me ven tan madre… Lo más es que me digan: “Eres mi musa”. Tampoco soy de ligar ni cuando salgo. Siempre me ha pasado…

La influencer con complementos de Santamaría Joyeros.

(Visited 143 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión