Antonio Orozco “He pasado más hambre que un lagarto en un espejo”

Recién llegado de América, donde ha presentado su séptimo disco, “Dos orillas” (que consiguió el ‘platino’ al poco tiempo de salir al mercado), este catalán de alma andaluza se muestra nervioso ante su concierto de mañana en el Auditorio Fibes de nuestra ciudad a la que regresa en su mejor momento profesional.

Josan Muñoz

Tras su exitosa andadura como “coach” en “La Voz”, el intérprete llega a un Fibes lleno desde hace dos meses para mostrar un estilo musical renovado dentro de un espectáculo donde apuesta por un concepto llamado “Ocean`s Club”, ideado para que la gente se divierta como si de una fiesta se tratase. Es ahora, a los 43 años, cuando Orozco goza de un excelente presente profesional fruto del esfuerzo de casi tres décadas durante las que también ha tenido momentos “en la cuerda floja”.

orozco01

-¿Qué supone para usted cantar en Sevilla?

-Emoción y nerviosismo a la vez. Aquí el público no solo “oye” sino que se detiene a “escuchar” y, si notan que desafinas, te lo dicen al minuto. El otro día me puse el concierto de Alejandro Sanz en el Estadio Olímpico y entiendo que eligiera ese escenario para grabarlo. A vosotros, si os gusta lo que veis, os entregáis al máximo y eso hace que se corte la respiración.

-Suele comentar que su carrera musical comenzó en nuestra tierra…

-Mi vida empezó en Sevilla el día que mi madre nació. Como artista nací en Triana. Hay muchas cosas en Andalucía que los andaluces no valoran. Un simple bar de barrio donde sin entrar te ponen la cerveza por la ventana… Eso se merece un olé. Una Semana Santa mi primo de Osuna me llevó a la calle Betis y allí escuché a unos chavalillos tocando. Yo ya componía pero entonces supe que este mundo era lo mío.

-¿Pensaba en aquella época que llegaría a vivir este presente?

-Sería de catetos decir que sí. El momento en el que me encuentro ahora no hay ser humano con capacidad de imaginarlo. Llevamos nueve conciertos de esta gira y en todos se agotaron las entradas. Antes pasamos muchas fatigas y más hambre que un lagarto en un espejo. La crisis en este sector ha sido bestial. Por eso cuando la mencionan en otros me hace gracia. Nosotros siempre hemos estado en la “cuerda floja”.

orozco03

-¿Cómo le afecta ser tan famoso?

-Me esta costando acostumbrarme a la popularidad, a que todo el mundo me conozca. “La Voz” es un programa blanco donde se ha mostrado realmente como yo soy, no tiene filtro. Eso puede dártelo todo o quitarte lo que tengas. Yo he tenido la suerte de caer bien.

-Porque, con los medios de comunicación… ¿se lleva bien?

-Nunca he sido mucho de entrevistas pero hablo con los periodistas con cariño y siento que, por ejemplo, tengo que hablar contigo. Lo hago con gusto, nadie me obliga. Aun así, las hay amables, discretas, indiscretas e insoportables (risas). El problema es que a veces dices una cosa y ponen otra hasta el punto de que creo que el que responde es otro. Supongo que las portadas venden…

-Ahora que está tan alto… ¿tiene miedos?

-Todos. Y han crecido considerablemente desde que nació mi hijo hace siete años. Son la parte irracional del ser humano y eso es incontrolable, aunque se puede crecer a diario si tiene la intención de hacerlo. Yo siempre le digo a mi niño que lo más importante del mundo es poder elegir y, si decides bien, vas avanzando.

orozco02

-¿Qué es lo que peor lleva?

-Las distancias son crueles porque no entienden de nada. Me resulta insostenible estar lejos de mi niño porque existen muchos tipos de padre pero yo lo soy con todas las letras. Intento ser el mejor, pero aún no lo consigo. En mi casa no hay referente de un “papá” artista. No ve la televisión ni tengo colgados los discos de oro. Quiero que crezca como otro más, normal y corriente. Un día me dijo: “ya se porque te piden fotos por la calle, porque eres famoso”.

-Ha cambiado su imagen, ¿no?

-Intento estar bien conmigo mismo, aunque no me quita el sueño. A los 40 empiezas a hacer mucho deporte porque crees que te vas a morir. Corro ocho kilómetros diarios y, el día que no puedo, me falta algo. Del tema “cremitas” ni hablamos, no le he prestado atención todavía Supongo que llegará el punto en el cual empiece a tener dudas sobre mi cara.

-¿Y sus composiciones? ¿Son diferentes?

-En estos tiempos tocaba hacer un disco de mucha luz. También hay algo de crítica porque con la política no te puedes llevar bien de ninguna forma. Es imposible sacar algo positivo de gente que lleva una careta. Parece que vivimos en un “teatrillo”.

aorozco_04

(Visited 361 times, 1 visits today)

Leave a Reply