Antonio Carmona: despierto y consciente

 

 

El artista, quien nos tenía bastante preocupados desde que ingresó en el hospital hace unos días, empieza a recuperar su salud perdida

 

por Ricardo Castillejo

 

Era una noticia publicada por varios digitales la que nos alegró la jornada de ayer: “Antonio Carmona ha despertado”. Con titulares así nos fuimos encontrando a lo largo de la tarde. Unas palabras tranquilizadoras para los admiradores del artista que, poco a poco, parece ir sintiéndose mejor. Consciente después de habérsele retirado la sedación, el intérprete continúa ingresado en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid después de que un proceso inflamatario-infeccioso le atacara a la garganta y le obligara a precisar atención médica urgente. “Sedado y conectado a la ventilación mecánica en espera de evolución” eran las informaciones que habían llegado en forma de parte médico por la mañana hasta que, sobre las 20.30 horas, se produjo una nueva comparecencia ya trayendo mejores buenas nuevas aún.

Hasta entonces, ni la familia ni los más allegados habían querido apenas comentar nada al respecto. Mariola Orellana, su mujer, solo había pronunciado un “No hay nada. Hasta el lunes no sabemos nada” ante la insistencia de los periodistas allí personados y en espera de la citada comparecencia de los profesionales que están tratando a su marido. Por su parte, Juan Carmona, hermano del afectado, se había extendido un poco más: “Lo quieren mucho. Es una persona que da cariño a todo el mundo y la verdad que tiene muchos amigos (…) Va evolucionando bien”.

Claro que, mientras tanto, no se habían hecho tardar mensajes de apoyo al que durante dos décadas fuera líder del recordado grupo Ketama. Como los de sus “comadres” Lolita y Rosario, unidas a los Carmona por raza y muchísimo cariño de mucho tiempo. “Qué ganas de que vuelvas Antonio y volver a reírnos, cantar y abrazarnos. Te echo mucho de menos”, escribía la primera en sus redes secundada por la benjamina de “las” Flores en las suyas: “Antonio de mi Alma solo quiero abrazarte mucho. Te quiero TANTO”. Solo un reflejo de las infinitas muestras de cariño recibidas hacia este hombre de sonrisa perenne al que solo podemos desearle lo mejor. Y lo más pronto posible…

(Visited 91 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión