Antonio Aras: “He hablado con artistas muy famosos y me dicen que es un rollo que te conozcan”


Antonio Aras, natural de Tarifa, presenta su EP “Soy culpable”, donde podemos encontrar ritmos que van desde bachatas hasta el pop rock

Pepe Zarza

Por el día es psicólogo y trabaja en un instituto. Por la noche, músico profesional. Antonio Aras, que se considera un cantante con orígenes latinos y románticos, trata de que todo el mundo pueda identificarse con sus letras. Está comprometido con la identidad de género y, por ello, no canta siempre a mujeres. Sus referentes fueron, desde pequeño, Luis Miguel, Cristian Castro, Luis Fonsi y Sergio Dalma. Ahora quiere seguir luchando porque su música llegue cada vez a más personas…

-¿Antonio Aras en qué momento profesional está?

-Uno bueno porque hago lo que quiero, tengo una buena trayectoria y el público está recibiendo muy bien todo nuestro trabajo. Empezamos en 2015 y vemos cómo cada granito de arena va sumando. 

-¿A qué te suena tu música?

-A música andaluza hecha en Cádiz, en Tarifa. Hay tintes latinos, de pop rock, hicimos también algunos sonidos más urbanos… Tengo la suerte de no soportar las exigencias de una compañía que me diga lo que tengo que hacer. Puedo ir libremente haciendo todo lo que me apetezca y, por ahora, siempre ha tenido el sello Antonio Aras. Las radios nos reciben bien.

-En «Soy culpable» se cuenta algo muy común como es el no saber cuidar una relación… ¿Es una experiencia propia?

-Todas las canciones son experiencias que o he vivido o me han contado. Tengo una vida muy tranquila y, a nivel emocional, es bastante estable. Soy un doble profesional. Por un lado, me dedico a la música y, por el otro, soy psicólogo y trabajo en un instituto. Al día puedo escuchar veinte mil historias distintas. Ves a gente llorar y compartir contigo sus experiencias, te imprimes esas emociones y es genial.

-El desamor es lo que se lleva en la música, ¿no?

-Se llevaba más antes, cuando las baladas tenían su peso. Ahora estamos en una época donde en los ritmos urbanos, como el reggaetón, el desamor no está tan presente. Son letras con las que podemos estar más o menos de acuerdo pero que están ahí. Por lo demás, el 98% de los cantantes cantan al amor y, concretamente, al desamor porque es el sentimiento más fuerte y que más duele.

-En las canciones, además, siempre suele ser el hombre el que mete la pata con la mujer… ¿Es porque eso pasa en la vida real?

-Diría que sí, que es muy frecuente. Un hombre interpretando algo cuya temática sea pedir disculpas, demostrando que se ha equivocado, es una situación recurrente, pero empatiza muy fácilmente con el público. 

-Aunque los gestos de caballerosidad están muy en entredicho…

-Hay unos movimientos, que me parecen geniales, que dicen que, el que un hombre corteje a una chica de cierta manera, se puede presumir como algo negativo. Al final, cuando hablamos de amor, lo hacemos independientemente de que sea un hombre con un hombre, con una mujer o dos mujeres. Se trata de ser cortés con alguien a quien quieres y a quien tratas de hacerle el mundo lo más feliz posible. 

-Lo más difícil para triunfar en tu mundo, por experiencia propia, ¿qué dirías que es?

-El acceso directo al público con las redes sociales es muy fácil, podemos contestar a los fans individualmente y contar dónde vamos a estar. Pero eso ha hecho que haya muchos dedicándose a esto y exista mucha diversidad vuelve fácil perderse entre tantas opciones y hace difícil encontrar tu nicho. También es complicado romper los límites de las fronteras. 

-Además, cada vez más artistas salen de los «talents shows»… ¿Has pensado en presentarte a uno?

-Nunca me he visto encerrado en un sitio tres meses. Si la discográfica se centra solo en sacar a las personas que pueden hacer eso, se está perdiendo a mucho potencial de quienes no pueden acceder a ello o que no les gusta competir. Tengo alguien cercano que se ha presentado a un «talent» y la ansiedad que pasaba era horrible. Yo no me veo ni compitiendo, ni encerrado en ningún sitio. 

-¿Tu sueño cuál es en todo esto?

-Al principio es sacar tu disco. Luego, que lo escuche la gente. Más tarde quieres dar un concierto… Vamos cumpliendo sueños poco a poco. Soy un tío que siempre tiene los pies en la tierra. No me gusta fantasear demasiado.

-En todo esto, tu familia te apoyará, ¿no?

-No tienen más remedio porque si algo te gusta tanto… Además, tengo la suerte de haber tenido siempre las cosas muy fáciles para poder dedicarme a dar conciertos.

-¿La fama te da miedo?

-No he sentido nunca que tenga mucha fama. Entonces, como no la conozco, no sé si me daría miedo. He hablado con artistas muy famosos y me dicen que es un rollo que te conozcan. A mí me gustaría ser más popular y que se hicieran fotos conmigo, lo veo como un privilegio.

(Visited 39 times, 1 visits today)

Leave a Reply