Ángela Ponce: Una sevillana que cambió la historia de las Misses

La Miss España no pasó el primer corte de Miss Universo pero, sin embargo, ha logrado cumplir su sueño y marcar un hito del que, especialmente todos sus paisanos sevillanos (es de Pilas), se sienten muy orgullosos

 

por Ricardo Castillejo

 

‘Hasta el infinito y más allá’ era el lema de nuestra Ángela Ponce para luchar por su coronación como la mujer “más bella del universo” en Tailandia. Y aunque no pasó el primer corte, la actual Miss España lo tenía muy claro: “No necesitaba ganar Miss Universo. Con estar aquí, es suficiente”, fueron sus palabras en un país donde, sea como sea, con su presencia ha eclipsado a las otras 94 participantes desde que subió su foto con un vestido azul en la llegada al aeropuerto (la que más ‘likes’ ha conseguido en Instagram). El mundo estaba pendiente de qué ocurría con nuestra paisana porque, además de ser muy guapa y pisar fuerte, es la primera mujer transgénero en llegar hasta ahí y representar un pulso entre el progreso y el pasado obsoleto. Por todo eso, y mucho más, “Sevilla Magazine” la premió en el séptimo aniversario de la revista con el galardón a la “Modelo Favorita 2018”. “Éste ha sido el AÑO”, le confesaba a nuestro director, Ricardo Castillejo, para el que tuvo también cariñosas palabras. “Desde el minuto uno creíste en mí y siempre has estado acompañándome y aconsejándome. Fuiste uno de los que me dieron mis primeras oportunidades”.

Pero su vida no ha sido, ni mucho menos, un camino de rosas. Nació en el pueblo Pilas, donde sus padres regentaban un bar en el que ha estado mucho tiempo ayudando. Tiene un hermano y una hermana con la que mantiene una estupenda relación, casi como amigas, y su familia siempre la ha apoyado (sobre todo, desde que, con 16 años, comenzase el tratamiento hormonal para cambiar su cuerpo). “Mis padres tuvieron claro que, fuese lo que fuese, yo sería feliz”, aseguró en una de sus entrevistas. “Son unos superhéroes y a ellos le dedico mi premio “Favoritos 2018”. Me han hecho la niña más dichosa del mundo”, aclaró ante la audiencia del Cortijo Morera y Vallejo.

En su camino, a los 24 años se sometió a la vaginoplastia, operación que ella defendió como “una decisión personal y no esencial para ser mujer”, terminó la carrera de informática y trabajó como profesora de educación física junto a niños con discapacidad, aunque su sueño siempre fue ser modelo. Ahí, sus comienzos en el mundillo fueron en pasarelas flamencas de Andalucía, hasta que, en 2015, consiguió el título de Miss Cádiz. En ese mismo año se presentó al certamen Miss World España, pero no lo ganó porque no se permitía que una mujer transexual se llevase la corona. Aun así, Ángela no se rindió y compitió por ser Miss Universo España con el resultado que todos sabemos y viéndose las caras con sus iguales de casi 100 países distintos para alzarse con el merecimiento de Miss Universo 2018. “Estoy muy contenta por representar a mi país. Nunca podría haberlo imaginado. Y menos haciendo historia”, explicó en nuestra gala. “Pertenezco a una tierra que es pionera y que tiene gente tolerante e inclusiva”.

 

Por encima de las críticas incomprensibles que, por parte de ciertas voces contrarias a su presencia en Miss Universo, ha recibido, Ángela Ponce, independientemente del resultado, ha ganado. Casi 400.000 seguidores en Instagram, colaboraciones en televisión como la que le une a ‘Lo Siguiente’, el programa de La 1 presentado por Raquel Sánchez Silva, y todo el mucho cariño y la admiración que siembra a su paso. Una luchadora y triunfadora nata que no ha hecho más que empezar a andar su camino…

 

 

 

(Visited 93 times, 1 visits today)

Leave a Reply