Angela Bonilla: “No es imprescindible una larga trayectoria vital para expresar emociones”

 

A sus 18 años, la escritora sevillana presenta “La Dama de la Rosa”, su tercer libro y un relato histórico donde combina novela negra, con magia y fantasía

por Pepo Rocha

Con tan solo quince años se convirtió en la autora más joven que publicaba su primera novela, “Amnesia”. Tres años después, nuestra paisana Ángela Bonilla confirma su paso firme en el mundo de la literatura con su última obra.
-18 años recién cumplidos, has publicado tu tercer libro… ¿Qué vas a dar dejar para cuando seas mayor?
-(Risas) Ojalá sean muchos y la vida me lo permita. Quiero seguir escribiendo, porque es una de mis grandes pasiones.
-¿Te impones una disciplina a la hora de trabajar en tus textos?
-Depende. Si tienes la mente en otras cosas, el libro no puede salir adelante y te genera frustración. Soy clásica y me gusta tener mis notas, que voy tomando durante el día, puesto que las ideas fluyen en cualquier momento y lugar. Cuando me dispongo para escribir, las voy consultando. Luego me pongo a ello y me centro en esta tarea y se me pasan las horas volando.
-¿Es un obstáculo la edad para hablar de temas como amor, emoción, sufrimiento…?
-Todo el mundo tiene posibilidad de plasmar sentimientos de una u otra manera. Son parte de nosotros y creo que no es imprescindible una larga trayectoria vital para expresarlas.
-“La Dama de la Rosa” está ambientada en la época victoriana, pero ¿podría trasladarse su trama a la actualidad?
-Sin duda que algunas cuestiones son actuales. Como la violencia de género, con cuya lucha estoy absolutamente comprometida. Y otra, por ejemplo, morir de amor (eso sí, con los condicionantes que marca el contexto histórico, porque ahora nadie asume fácilmente un trágico fin por un desengaño amoroso).
-¿Consideras que es más difícil el camino para la mujer en la literatura?
-Nunca he tenido, de momento, problemas en este sentido. Sí es cierto que en la cúspide de este sector predominan los hombres sobre las mujeres, aunque esta circunstancia se va equilibrando… De todos modos, queda mucho camino por recorrer.
-Está muy de moda que el escritor asuma el rol de personaje público para subir sus ventas en librerías. ¿Te ves así?
-Encuentro más cómodo modelar los perfiles de los seres que forman parte de mis novelas que convertirme en un personaje para poder vender libros. Soy muy natural… Tal y como me ves.
-Tiene nuestro país unos índices de lectura bastante bajos en contraposición con el número de publicaciones anuales… ¿Cuál es el problema?
-Creo que el hecho mismo que desde pequeño te impongan la lectura en los centros escolares causa el efecto contrario: un progresivo rechazo. Si se motivase a los menores para que entiendan que leer es una oportunidad para abrir sus mentes, el número de lectores aumentaría.
-¿Te gustaría ver reflejada tu historia en una película o una serie de televisión?
-La verdad que me encantaría. Para mí es un objetivo y tengo muchas ganas de poder probar esa experiencia.
-Hablando de metas… ¿Está ganar entre ellas obtener un galardón de nivel como el Premio Planeta?
-(Risas) Bueno, así de repente no me lo planteo. Si te lo dan es porque algo habrás hecho bien. Personalmente, encontrar mi obra en las librerías ya supone una gratificación importante.
-Hay quien puede pensar que solo te dedicas a escribir y estudiar…
-Normalmente estudio y salgo. Intento aprovechar el tiempo al máximo. No considero que mi vida sea aburrida. Disfruto de mi familia y mis amigos, aunque soy consciente de que he comenzado este año la Universidad.

(Visited 77 times, 1 visits today)

Leave a Reply