Ana Obregón: Cumpleaños entre la fantasía y la realidad

Ana Obregón cumple hoy, supuestamente, 63 años cuando, por fin, parece ver la luz al final del túnel en el que se encontraba inmersa por la enfermedad de su hijo.

Por Pepe Zarza

“Hasta los muertos le tienen ganas…”, o eso decía la mítica canción de la cabecera de “Ana y los 7”, uno de los mayores éxitos de su carrera como actriz y que mantuvo a toda España pegada a la televisión durante varias temporadas. Hoy, Ana Obregón cumpliría 63 “añazos”, según internet, aunque, dado el espíritu fantástico que siempre ha caracterizado a la bióloga, no todo el mundo se lo cree. De hecho, con motivo de la celebración, una antigua compañera suya de clase ha roto el silencio: “Nunca he visto su DNI, y por tanto no puedo hablar con seguridad y no se me ocurriría, pero lo que sí puedo decir es que compartí clase con ella unos años. Yo nací en 1952 y cumplí en enero 66”.

Y es que todos sabemos que Ana es muy coqueta y para ella la edad no es mucho más que un número… Sin embargo, en los últimos meses no ha sido protagonista precisamente por su faceta más divertida, pues la presentadora ha atravesado uno de sus peores momentos. Hablamos de la enfermedad contra la que, desde hace un año, está luchando su hijo Alex (fruto de su relación con Alessandro Lequio) y de la que en estos días hemos tenido nuevas y esperanzadoras noticias. “La pesadilla de mi hijo ha terminado”, fue la frase con la que Ana se refirió al tema el pasado jueves en un programa de la televisión gallega. Un combate contra el cáncer que su primogénito comenzó en Estados Unidos, lugar al que su madre se vio obligada a estar a su lado hasta que, finalmente, pudo continuar con el tratamiento en España.

Al volver, la actriz se sinceró en una entrevista sobre el mal trago que estaba pasando: “Cuando el médico nos dice ‘su hijo tiene un tumor’, es como si se hubiera bajado de repente el telón de mi vida”, comentó por entonces. Pero la medicina más eficaz ha sido ese espíritu positivista que Alex ha heredado de su madre y que ha hecho que normalizar la enfermedad sea el primer objetivo del joven: “Me gustaría llegar a normalizar e incluso vulgarizar la palabra cáncer, para que la gente lo vea como un simple diagnóstico médico más. El cáncer no es sinónimo de fatalismo y muerte, sino al revés: es sinónimo de vida”, confesó Alex en diciembre.

Ana Obregón junto a su hijo Alex y Alessandro Lequio

La unión hace la fuerza y, tanto Lequio como Obregón, lo saben. Por eso, ninguno de los dos dudó en viajar a la otra punta del mundo para estar, juntos, apoyando a ese gran ser humano que tienen en común. Aun así, Ana confesó tener alguna que otra espinita por el comportamiento de su ex en estos meses tan difíciles: “Me hubiera gustado que estuviera más para acompañarme porque estaba muy sola y además llevaba ese estrés interior que no puedes mostrar a la persona que tienes al lado, que es tu hijo, y tienes que estar todo el tiempo sonriendo, pero bueno…” Ahora, nuestra bióloga más famosa está deseando volver a encaminar su camino y dirigirlo de nuevo a la interpretación, recuperando poco a poco la alegría y la ilusión que siempre la han caracterizado.

Ya avanzó hace algunos meses que tendría un papel importante en una de las próximas series de Netflix e, incluso, llegó a darnos una pista sobre su rol: “Siempre hago de buena”. Sin embargo, todavía no la hemos visto aún más allá de su cameo en “Paquita Salas”. A esto se suma que cada vez son más los rumores que la relacionan como concursante estrella en la nueva edición de “MasterChef Celebrity” en TVE, concurso en el que la temporada pasada participó Antonia Dell’atte, primera mujer del conde Lequio, y donde no sería tan extraño ver próximamente a la apodada por muchos, por su acentuada fantasía vital, como “Antoñita la Fantástica”.

Mientras, la polifacética, exuberante y divertida Ana Obregón -admirada especialmente por “Sevilla Magazine”, de la que recibió el Premio Favorito a “La más querida” y protagonizó la portada flamenca de enero de 2018-, soplará las velas hoy con los suyos y, seguro, pedirá el tradicional deseo de cumpleañera: “Salud, dinero y amor”.

(Visited 62 times, 1 visits today)

Leave a Reply