Ana María Buzón “Son cada vez más los que se libran de cocinar para Nochevieja”

En estas fechas muchas familias recurren a un catering como “Albayzin” para degustar una cena perfecta sin ponerse el delantal

Josan Muñoz

10153191_889909217686887_2588073675623880241_nAna María Buzón es la gerente, junto a Manuel Sánchez y Joaquín Buzón, de “Albayzin Catering”. Una empresa hostelera que lleva casi 15 años dedicada al sector, prestando sus servicios en más de medio centenar de bodas al año y unos ciento veinte eventos en general, entre bautizos y comuniones (algo que se suma a los servicios diarios que ofrecen en sociedades privadas). Además, con la llegada de estas fechas son muchas las familias que recurren a ellos para evitar la tediosa tarea de cocinar cara a decenas de personas durante unos días que deberían destinarse a pasar más tiempo con unos seres queridos que, en ocasiones, llevan mucho tiempo sin ver. Así encuentran una lujosa cena preparada para todos sin tener que ponerse ante los fogones…

-¿En qué consiste exactamente este servicio?

-En muchas casas se reúnen en torno a cincuenta personas en Nochevieja, por lo que preparar la cena puede ser una odisea. Para evitar eso nos encargan unos menús a la carta que pueden incluir lo que necesiten. Es habitual que los entremeses los aporte la familia, porque es momento de que en los hogares haya buenas chacinas, pero el resto lo llevamos nosotros listo para ser calentado.

-¿Eso lo sirve un camarero?

-A veces nos piden que vaya alguien que esté pendiente de todo, incluso el propio cocinero. Otras creen que estarán más cómodos sin una persona ajena en ese dia tan familiar, pero no hay problema porque el producto es fácil de calentar y servir. Son bandejas de aluminio que pueden meterse unos minutos en el horno o recibir calor directamente de la vitrocerámica. Luego ellos lo emplatan pero se han ahorrado todo el tiempo de elaboración, que no es poco. Hay quien se lleva cocinando desde por la mañana.

-También pueden ir a un restaurante…

-Irse a otro establecimiento pierde el encanto de sentirse en casa. Además es complicado buscar sitio para un grupo tan numeroso, hay menos libertad de horario y siempre resulta más caro. En el restaurante cuando empiezas con las copas se te va el dinero volando mientras que estando en casa las puedes preparar tú, con las botellas y los refrescos, de forma mucho más económica. Nuestros menús oscilan entre los treinta y cuarenta euros y tenemos familias que llevan repitiendo muchos años. Además ya nos dan via libre en cuanto a lo que van a comer porque saben que van a acertar.

-Propongamos un menú para ese dia… ¿Cuál podria ser el primer plato?

-Existen múltiples opciones. Una ensalada de bogavante sería una elección exquisita, o bacalao con confitado de naranjas, una sopa de pescado con cigalas y rape o el tartar de ostras y atún rojo. Alimentos especiales para un celebración especial.

1508201_724024474275363_1270570491_n-¿De segundo?

-Pierna de cabrito al horno con salsa de grosella o un carpaccio de solomillo de buey con vinagreta de pistachos. Otro manjar es el cordeno lechal con patatas al horno y cebollitas. Algo tradicional pero que sigue siendo de lo más demandado.

-Y antes de las uvas, el postre… ¿Qué tiene pensado?

-Hay múltiples variedades para endulzar la última noche del año. La tarta de pionono y turrón de chocolate blanco o la milhoja de turron de chocolate con crema catalana les encantarán a todos. Mucho más típica es la leche frita con helado de turrón y coñac.

-Atienden muchas bodas… ¿También ha cambiado el sector con el tiempo?

-Muchísimo. Ahora los novios se vuelcan mucho en los detalles y quieren controlarlo todo. Traen ideas sacadas de internet con influencia de enlaces americanos en cuanto a la mantelería, la decoración… Nosotros incidimos mucho en que la recepción tiene que ser espectacular. Todo lo elaboramos de forma artesanal y lo presentamos en soportes muy novedosos. El primer impacto cuenta mucho aunque otros caterings lo olviden.

-¿Qué es lo que más se lleva?

-Son muy efectistas los “live cooking” o cocina en directo, donde el invitado ve cómo hacemos su brocheta o su mini hamburguesa de buey o de carabinero. También están de moda los bufetes de queso, con más de 14 variedades para degustar verdaderas delicias. Somos especialistas en la cocina tradicional mediterránea con su puntito de vanguardia, preparándola de otra forma que no sea la clásica. Aún así, el jamón, la caña de lomo y el queso siguen siendo fundamentales si hablamos de una boda, mientras el marisco ha perdido algo de fuerza. Como plato principal sigue ganando el solomillo.

(Visited 307 times, 1 visits today)

Leave a Reply