Amistades Peligrosas: “Queremos convertir en positivo aquello que está demonizado”

Nacido en 1989, de la unión de Cristina del Valle y Alberto Comesaña, el dúo Amistades Peligrosas se enfrenta a una nueva etapa con la incorporación de Marcos Rodríguez en el disco, “Pacto de sal”.

 

por Ricardo Castillejo

 

“Me quedaré sola”, “Estoy por ti” o “Me haces tanto bien” forman parte de la historia de nuestra música al igual que “Amistades Peligrosas”, el dúo que las impulsó y al que, tras algunas idas y venidas, se ha incorporado Marcos Rodríguez en sustitución de Alberto Comesaña pero con la presencia eterna de Cristina del Valle. Juntos afrontan una nueva etapa de una banda que lanza ‘Ya no vives en mí’ como avance del que será su nuevo álbum, ‘Pacto de sal’. Unos artistas que cantan a la verdad, con un fuerte compromiso social, y que han conectado desde el primer momento que actuaron juntos. Tanto es así que la pasión entre ellos es más que palpable…

-Escuchando las letras de vuestras canciones míticas, el reggaetón no es nada al lado vuestra…

(CRISTINA) Hay un matiz importante: el reggaetón tiene un lenguaje sexista y muy machista donde los varones deciden, se cosifican a las mujeres y se hace referencia a ellas como un objeto únicamente de placer. Amistades habla de una sexualidad compartida e igualitaria: te voy a meter mano, pero tú a mí también y por decisión mutua.

-¿Vosotros pensáis que estamos sufriendo una involución en la música?

(MARCOS) Estamos yendo muy para atrás. En los conciertos suelo decir que parece mentira que nuestras canciones fuesen escritas en los noventa y estemos en el 2018 y sigan tan de actualidad.

-Pero este ir para atrás no es bueno para los artistas, ¿no?

(C) No es bueno en general para la sociedad. Pero también es verdad que estamos cayendo todos en la trampa de la tristeza porque se nos está vendiendo un mundo cada vez peor, con involución real y absoluta en la política, el casi renacimiento del fascismo, unos medios de comunicación al servicio de élites que abogan por la discriminación… Se nos está construyendo un imaginario como de que todo es terrible para que no nos movamos y por eso hacemos música, para mover el corazón, la cabeza y los pies.

-Marcos, ¿qué tal una compañera como Cristina del Valle, con ese carácter que ya conocemos?

(M) Si la que lleva el timón no tiene carácter… nos vamos todos al agua (risas). La primera vez que me actué con ella tenía mucho respeto porque yo era fan de Amistades Peligrosas y me compraba los discos y, verme cantando con Cristina… ¡claro que me imponía! Pero surgió una magia que pasa muy pocas veces.

(C) Brujería…

(M) Yo vengo de la tierra de las meigas y puede ser que algo nos embrujara allí (risas). Pero después del segundo o tercer concierto, ella era mi colega encima del escenario y ahora no me da ningún miedo ir, a su lado, donde sea.

-A lo mejor habéis hecho un ‘Pacto de sal’, que es el título de ese disco que está por venir y del que tenéis un tema como ‘Ya no vives en mí’ como avance…

(M) En esa primera vez hicimos un pacto porque, al terminar, nos dijimos: “¿Dónde estabas tú?” y decidimos que, si nos habíamos encontrado, íbamos a hacer un camino juntos.

(C) En un año hemos vivido cosas que hay personas que no vivirán nunca en su vida. Tantas emociones, tantos momentos, hemos visto crecer estas Amistades 2.0… Estamos los dos como en ‘shock’, muy emocionados, con muchas ganas de contar y cantar muchas cosas. Vamos a aportar la historia de dos seres humanos con dos vidas muy ricas basadas, también, en mucho sufrimiento, que para la música eso también es importante. Somos carne de público y amamos profundamente a la gente.

– Una duda última, ¿lo de amistades y peligrosas no es una contradicción?

(M) Lo que ‘pone’ es eso y te aseguro que este año serán amistades y muy peligrosas…

(C) En Facebook no te dejan poner “Amistades Peligrosas”, por eso hemos tenido que poner en nuestras redes ‘Amis. Peligrosas’. Vivimos en un mundo de censuras y, aquello que está demonizado, nosotros queremos convertirlo en algo positivo, porque el peligro tiene que ver también con la capacidad de arriesgarse. Hay que pasar la barrera del miedo para ser libres.

 

 

(Visited 128 times, 1 visits today)

Leave a Reply