Alfred García: “Me abro en canal cuando compongo y lo hago para sanarme”

Alfred nos presenta “1016”, un álbum de 16 temas con el que está logrando congregar a miles de personas a lo largo de su “tour” por toda España.

por Ricardo Castillejo

Desde que salió de “Operación Triunfo 2017” no ha parado de trabajar. Ha estado en Eurovisión, ha sacado un disco y ha hecho más de 40 conciertos en una gira en la que llenaba estadios junto a sus compañeros de concurso. Además, ha estado durante mucho tiempo en el foco de los medios por su relación con Amaia, que se terminó a finales del año pasado. Ahora está triunfando en solitario con sus temas, en las que explica sus experiencias vitales y habla de lo que siente, con el objetivo de compartir “canciones sin techo” con mucha gente.

-¿Tenías hecho este trabajo antes o nace a partir de «Operación Triunfo»?

-Los que hayan seguido el programa sabrán que gran parte de estas melodías las compuse dentro de la Academia, por lo que más real no puede ser… Son mis letras, mi música y una producción que cuenta con la participación de grandes profesionales y amigos que han dado su calidad a este disco.

-¿Qué te consideras? ¿Músico, artista, cantante…?

-Un curioso al que le gusta escribir, cantar, producir, contar historias y experimentar con el arte en general.

-Viendo, desde el principio, lo que has generado, ¿eres una persona polémica?

-No, yo hago canciones y las canto.

-Es que, aparte de tu música, has estado presente en nuestro país, informativamente hablando, por muchas más razones…

-Vaya, pues perfecto, ¿no? No sé, me da bastante igual.

-Es que puede ser artista y personaje también…

-Soy el chico que compone al piano, al que le gusta Albert Pla, que se compra los libros que quiere, escucha la música que quiere y que se ha llevado a uno de los mejores amigos que tiene ahora, Albert, uno de los mejor compositores y cantautores de este país…

-¿Y qué te parece cuando se te saca por asuntos que no son musicales?

-Que deberíamos empezar a hablar de música.

-Hay un tono melancólico y de profundidad en los mensajes que lanzas…

-Hablo sobre el amor, como hilo conductor, y juego con las metáforas de las ciudades y las distintas relaciones que tengo con ellas.

-Cuando escuchas tu álbum, ¿qué te provoca?

-Me gusta, oigo a mis referentes, me acuerdo de las experiencias que he vivido para escribirlo y de todo lo que he perdido y he ganado. Me abro en canal cuando compongo y lo hago para sanarme.

-¿Te ha superado todo esto en algún momento?

-¡Qué va! Me ha dado más herramientas para ser más feliz y más libre porque, por cuantos más caminos vayas, más aprendes.

-Uno puede soñar con el éxito y, cuando lo descubre, que no sea como esperaba…

-El éxito es ser un buen artista, ser cada vez mejor compositor, aprender, recrearse, hacer un buen disco y ganarse la vida con la música… Es lo que estoy haciendo y lo que voy a hacer hasta que me muera.

-El estar en el punto de mira mediático, ¿te provoca estrés? Porque hoy en día con los móviles todo el mundo puede hacer fotos o grabar…

-Quien quiera hacer fotos que las haga, pero allá con su educación… Cada uno se gana la vida como puede.

-¿Y la de Amaia?

-Es un tema precioso que, además, hice en mi idioma materno y habla de todo lo que he sentido por ella… Qué bonita manera de querer a alguien que componiendo una canción y haciéndola a dúo…

Mi vida ha cambiado para bien. Los amigos que tenía, ahora son más amigos aún, mi familia me ha apoyado mucho, tengo una banda y un equipo artístico a los que conozco de toda la vida a casi todos y una discográfica que es la más grande”

-¿Te resulta más fácil hablar de ti en la música que en una entrevista?

-Sí, yo estoy haciendo esta entrevista como músico y compositor, que para eso me he formado tantos años…

-Pero a veces puede ser paradójico…

-Para nada, cuento lo que quiero y en el momento que quiero, y lo hago en las canciones. Luego cada uno es libre de hacer las preguntas que quiera, al igual que soy libre también de hablar de lo que quiera.

-Decía Frank Sinatra que «El cielo es el lugar donde no hay periodistas»… ¿cómo nos ves a la prensa?

-Hay muy buenos periodistas en este país que me han hecho muy buenas entrevistas sobre música y arte.

-Tras tu paso por «OT», ¿ha cambiado tu vida hacia algún lado que tu no querías?

-Mi vida ha cambiado para bien. Los amigos que tenía, ahora son más amigos aún, mi familia me ha apoyado mucho, tengo una banda y un equipo artístico a los que conozco de toda la vida a casi todos, tengo una discográfica que es la más grande que existe y una larga gira de conciertos en la que están todos esos seguidores que me han apoyado desde el principio.

-¿Quién manda en tu carrera?

-El señor que tienes delante que se llama Alfred García. Si te compras el disco y vas a la parte de «letra y música», ahí está.

-Componer, ¿es un actor de dolor?

-Yo me divierto y me sano con la música, componiendo. No quiero saber nada más que no sea música, cine y arte… Estudié Comunicación Audiovisual centrado en el cine, quería dirigir y tengo muchas ganas de hacer banda sonora o, incluso, que me dirijan, me gustaría interpretar. Soy cinéfilo hasta la médula y he aprendido mucho de directores como Nolan, Isaki Lacuesta, Bayona, Alfonso Cuarón… De hecho, mi videoclip está bastante inspirado en una película de Cuarón, «Gravity», que me voló la cabeza.

-¿Para qué usarías tú el arte?

-Para hacer agujeros en el techo. Con la finalidad de hacer algo tan puro como música, que nos dé alas para ser más libres aún.

-¿Te importa la trascendencia?

-Quiero que mis canciones se canten de aquí a años, no hago música para el momento ni para la moda, porque las modas pasan y las buenas canciones siempre quedan.

-¿Y dentro de veinte años cómo te gustaría verte?

-Haciendo canciones y espectáculos. Me encantaría también componer y producir para otros.

(Visited 951 times, 1 visits today)

Leave a Reply