Alex Ortiz “Para muchos soy el que canta en la entrada de la Macarena”

El cantante sevillano celebrará el próximo martes sus quince años en la música con un concierto en el Lope de Vega donde, además de repasar sus temas más conocidos, contará con colaboraciones como la de Arcángel o la chirigota “Los preparaos” y rendirá un homenaje al desaparecido Pepe “Peregil”

Josan Muñoz

Con seis discos en el mercado, Alex Ortíz puede presumir del cariño de los sevillanos que lo han encumbrado como saetero imprescindible de nuestra Semana Santa o que lo eligieron para crear el himno de la última final de la Copa Davis celebrada en nuestra ciudad. Un amor que el artista quiere devolver a sus seguidores en un espectáculo único dedicado a Pepe “Peregil”.

SEN PRENS ALEX ORTIZ 014 4_

-¿Qué ha significado “El Peregil” en tu vida?

-Me ha tratado como un hijo. Tenía pinta de hombre rudo, de pueblo, con un torrente que asustaba cuando hablaba… pero escondía a un “tío” muy profundo que no tenia nada suyo. Ayudó a muchos artistas a encontrar su sitio, algo que quedó demostrado porque se volcaron con él cuando falleció. Pero, más allá, ha sido una buena persona que se ha quitado de muchas cosas para apoyar a familias a que pudieran salir adelante. Una parte de la recaudación del concierto irá destinada al monumento que van le van a poner 19 de marzo en Sevilla.

-Volverá a reunir a los miembros de la chirigota “Los Preparaos”. ¿Cómo fue esa experiencia carnavalera?

-Éramos un grupo de amigos que queríamos pisar las tablas del Teatro Falla de Cádiz… y lo conseguimos. Formamos una chirigota de hermanos y compañeros de batalla que vivimos unos días mágicos, con muchas horas de ensayo, y que repetiremos en parte en el Lope de Vega. Tenemos un grupo de “whatsapp” con veinte mil mensajes diarios, en especial sobre carnaval (risas), y en el que están César Cadaval, José Manuel Soto, Pepito el Caja, Monchi, El Marchena…

-Pero en esta profesión también hay momentos muy duros, ¿no?

-Es una carrera complicada en la que existen buenos compañeros pero amigos es una palabra mayor. No es como el que trabaja en un banco. Aquí entran en juego las sensibilidades aunque prefiero quedarme con los momentos inolvidables. Hay que estar al pie del cañón cada minuto porque, como te duermas, te adelantan.

-¿Cómo es la vida de un artista hoy día?

-Complicada. Ni se gana lo de antes ni se trabaja en las mismas condiciones pero el que tiene claro qué es lo que le gusta hacer se adapta al mercado. Hay quien no tiene para comer y la música es una necesidad, pero no la primera. Tengo muy claro que cuando llegue a una edad no estaré haciendo esa cantidad de kilómetros a Madrid o Barcelona. Ya buscaré la forma de hacer algo que no me aleje de “mi triangulo de las Bermudas”, Sevilla, Huelva y Cádiz, que tanto echo de menos cuando estoy lejos.

SEN PRENS ALEX ORTIZ 014 2_

-Sabe lo que es tener grandes éxitos en su repertorio…

-No me canso de interpretar ni “Todo el amor del mundo” ni “Tan maravillosa”. Doy las gracias al momento que me vino la inspiración para escribir unas letras que la gente hace suya, por ejemplo, en el día de sus bodas. El amor lo ocupa todo, solo que muchas veces no se lleva muy bien con la razón.

-Esta es una profesión que le llegó de forma casual…

-Había hecho mis pinitos e incuso gané el Premio Nacional de Sevillanas con 13 años pero fue un día en una caseta de feria cuando un señor me propuso hacer una maqueta. El primer contrato lo firmó mi padre porque yo era menor de edad. Sevilla me ha ayudado mucho y por eso la defiendo allá donde voy. Mi tierra es como un niño que hay que querer con sus defectos y creo que, antes de darle tirones de orejas, tendríamos que mirarnos al espejo y ver qué parte de cada uno hace que también haya aquí ciertas formas de ser negativas.

-¿Es la Semana Santa su mejor momento del año?

-Está marcada en rojo en el calendario. Canto mis saetas a dos o tres hermandades diarias viviendo momentos inolvidables frente a La Paz, San Bernardo, La Candelaria o El Museo pero el más especial es la entrada de La Macarena. Me tiemblan las piernas y el alma. Ella tiene tanto poder de convocatoria que son muchos los ojos que te miran a través de televisiones de todo el mundo y cada vez tengo que contarle algo diferente. Fue precisamente “Peregil” quien dio mi teléfono para que me llamaran hace once años, y me siento un privilegiado. Ahora en muchas ciudades me dicen: “Tú eres el que canta en la entrada de la Macarena”.

(Visited 689 times, 1 visits today)

One Response

  1. Uno de la hermndad de los Negros

Leave a Reply