Alejandro Dorado, protagonista “La voz hermana”: “Hay que tener la mente más abierta y más empatía hacia el colectivo transexual”

 

 

¿Qué siente una mujer que durante muchos años ha vivido en el cuerpo de un hombre? Esta arriesgada propuesta teatral, que el viernes se representará en el Teatro Salvador Távora, nos lo cuenta…

 

por Iván Alcázar

 

Natalia ha vivido durante muchos años en el cuerpo de Luisito. Tras aceptar su condición femenina decide dar un paso trascendental y mostrarse al mundo como la mujer que es. Ésta es la propuesta que nos trae ‘La voz hermana’, obra escrita y dirigida por Pablo Vilaboy e interpretada por Alejandro Dorado que llega a Sevilla este viernes a las 20’30 horas de la mano del Alejandro Dorado. Las entradas se pueden adquirir en www.entradium.com y en las taquillas del teatro. Hoy, su protagonista nos concede unas palabras y nos explica más en profundidad lo que supone esta temática tan poco explotada teatralmente y que no dejará indiferente a nadie

-¿Cómo ha sido enfrentarse a un personaje como el de Natalia?

-Para mí Natalia es un reto, ya que no tenía referencias sobre ningún caso de transexualidad en mi círculo cercano. Aparte de las indicaciones del director, me dirigí a una fundación para personas transgénero y allí estuve documentándome, para poder meterme aún más en el papel, sobre las experiencias de las chicas y los consejos que los psicólogos dan en estas circunstancias.

-¿Para interpretar este personaje se necesita una sensibilidad especial?

-En este caso quizás lo que hay que tener es una mente más abierta, más empatía y ser consciente de la problemática que tiene este colectivo, porque dentro del grupo LGTB es uno de los que está más en la sombra.

-¿Qué clase de público es el que te encuentras en las funciones?

-Hay de todo tipo, incluso quienes ni siquiera sabían de qué iba la obra y luego salen encantados y comprenden lo dura que es la situación. Y estoy muy orgulloso porque vino a vernos Carla Antonelli, activista “trans” y diputada en el ayuntamiento de Madrid.

-¿Te has encontrado alguna reacción de rechazo ante esta propuesta con la que venís a Sevilla?

-La verdad es que no. Ha venido gente de pueblos, que quizás puedan ser más cerrados, y al contrario, se me han acercado al final de la función dándome la enhorabuena. Lo importante es que el mensaje sea de sinceridad. Así llegas a los espectadores.

-Entonces, hoy día, ¿se está preparado para este tipo de mensaje?

-Sí, y si no se estuviera, estas obras vienen muy bien para educar y sensibilizar sobre estos temas.

-Hay bastantes rostros conocidos que han pasado por esta etapa y que sin embargo no aceptan el término ‘transexual’. ¿A qué crees que se debe?

-En parte tienen razón, ya que “trans” se usa para el momento de transición. Una vez que termina, y son mujeres u hombres, ya no se sienten identificados con esa denominación.

 

(Visited 105 times, 1 visits today)

Déjanos tu opinión