Albayzin Catering: Incondicional vocación de servicio

Ana, Joaquín y Manuel forman el equipo directivo de Albayzin Catering, una de las empresas que mejor trabajan en este sector y que más crecimiento, fuera y dentro de Sevilla, están teniendo en los últimos tiempos

 

equipo albayzin

Ana María Buzón, es la responsable de las relaciones públicas de la empresa; su hermano, Joaquín Buzón, el jefe de cocina y Manuel Sánchez, el jefe de logística. Juntos forman el perfecto equipo de Albayzin Catering donde cada uno tiene su función establecida y en el que, desde su nacimiento hace quince años, su camino ha sido de constante ascenso. Responsables del servicio de catering para atender a clientes de multinacionales como Heineken o Coca Cola –y del de grandes eventos como los premios “Favoritos” que nuestra revista, “Sevilla Magazine”, celebra cada año-, conocen el secreto para lograr que cualquier celebración, como una boda, con su servicio tenga el éxito asegurado. Y es que lo suyo, más que un trabajo, es una pasión por dar un buen servicio a unos clientes para los que -apoyados en una plantilla que, en función de la temporada, puede alcanzar las 80 personas de equipo-, solo buscan ofrecer lo mejor al mejor precio.

-¿Qué caracteriza vuestro catering respecto al de otras empresas?

(Ana María) Primero que somos jóvenes, luchadores, emprendedores y muy, muy trabajadores.

(Joaquín) Nos implicamos en todos y cada uno de los eventos para los que nos contratan, cuidando de todos los detalles. Preferimos hacer menos pero que todo esté perfecto porque abarcar demasiado puede hacer que se te vaya de las manos.

-¿Y la comida?

(Joaquín) Por el tipo de empresas que nos llaman estamos obligados a tener muy buena calidad. Buenos quesos, ibéricos… Ésa es la misma materia prima de primera es la que se utiliza en cualquier acto. No tendría sentido bajar el nivel. Y en cuanto al estilo estamos entre lo tradicional y la alta cocina, porque no se puede dejar de estar al día.

(Ana María) También es esencial la decoración que, en lo concerniente a las bodas (tanto civiles como religiosas), en la actualidad es casi tan demandada como la comida en sí. Se piden guirnaldas, caravanas, palés…

buffet vino copia

-Hablando de bodas… ¿Cómo es la relación con los novios?

(Manuel) Como si fueran amigos de toda la vida. A las parejas se les invita a nuestras instalaciones y se les dan a probar los menús porque está de moda el que, antes de contratar, se sepa qué platos se les van a poner a los invitados. Luego ya hablamos de precios y de lo demás.

(Ana María) Se les enseña mobiliario, mesas, vajilla, mantelería… Tenemos comerciales que han estado almorzando, merendando, cenando y hasta tomando copas con los novios para que se sientan a gusto y tranquilos cara a una celebración tan importante para ellos.

-¿Ha evolucionado en los quince años que lleváis este punto?

(Joaquín) Mucho. Antes se enseñaba lo que había y sobre eso se elegía y se decidía. No había mucho más. Hoy hemos observado que, cuando alguien va a contraer matrimonio, es puro nervio y todo se le hace un mundo. Por eso se necesita un apoyo como el nuestro. Aparte está el tema de que, si unos amigos han tenido una boda bonita, la pareja que nos llama la quiere mejor aún (risas)…

camarero2 copia

-Algunas veces pasa que, en las bodas, los tiempos de comida se eternizan… ¿Es evitable?

(Manuel) Claro pero para eso es fundamental que el personal esté muy compenetrado y coordinado y que todos vayan a una. En cocina y fuera se funciona mano a mano. Hay que tener en cuenta que las personas de una mesa pueden conocerse o no y que, sobre todo en este último caso, si se está mucho rato sentado se puede uno llegar a incomodar.

-¿Proyectos?

(Ana María) Pues nos estamos moviendo mucho a nivel nacional. Por Barcelona, Madrid, Valencia… Que sepan de nosotros y que los comentarios que nos llegan sean tan positivos es el regalo que compensa todos los sacrificios y, por eso solo, está mereciendo la pena.

(Visited 217 times, 1 visits today)

Leave a Reply